Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Día 42: Iverson tiene 34 años

leave a comment »

– Mientras veía el partido de anoche entre los Sixers y los Nuggets, con todos esos aplausos a Allen Iverson en la presentación, el beso al escudo del equipo en el centro de la pista y el público levantado cuando anotó su primera canasta, caí en la cuenta de que Iverson tiene 34 años. De hecho es mayor que yo, que no es poco para un jugador profesional. De la quinta del 75 ya sólo quedan trece jugadores en activo (Iverson, Ray Allen, Zydrunas Ilgauskas, Jason Williams, Erick Dampier, Anthony Parker, Joe Smith, Mikki Moore, Fabricio Oberto, Sean Marks, Ryan Bowen, Anthony Carter y Mike James en el sofá de su casa). Y ayer los años se notaron.

Iverson sabe jugar y sigue siendo rápido, pero nunca volverá a tener la velocidad que lo hacía único. No es una cuestión de baja forma. Podemos disculpar que ayer mostrara muchos recelos a la hora de penetrar a canasta, que constantemente pareciera que el balón iba a caerse de sus manos o que no tuviera ninguna oportunidad defendiendo a Ty Lawson. Le seguirá ocurriendo durante algunos partidos y es comprensible. Pero no es eso, es algo que se ha marchado para no volver. Es el descaro que le daba ser capaz de hacerlo todo más rápido que los demás y lo que eso significaba para su equipo. Iverson lo sabe, y por eso ayer tenía miedo al ridículo, a defraudar a sus seguidores y a mostrar su debilidad ante toda la NBA.

Jugó 38 minutos  y logró 11 puntos (4 de 11), cinco rebotes, seis asistencias y un robo de balón. Aunque no estuvo acertado en el tiro, todos esos minutos son una buena señal para sus managers. Al final del encuentro se disculpó ante el resto del equipo, “mi corazón decía sí, pero mis piernas decían no”. Los Sixers perdieron por décima vez consecutiva.

Con el balón, Iverson buscó más de lo habitual a sus compañeros, ya fuera como deferencia o porque el cuerpo no le respondía. Podrá jugar mejor, pero ya no es un anotador sublime. Ni siquiera es el líder de los Sixers, que ahora pertenecen a Andre Iguodala. Su incorporación los hará mejores, pero no lo suficiente para que luchen por una plaza en playoffs. Philadelphia tiene demasiados problemas como para que este Iverson los resuelva.

Durante la primera parte Samuel Dalembert e Iguodala estuvieron extraordinarios. Dalembert bloqueaba o desviaba uno tras otro todos los tiros de los Nuggets y llegó al intermedio con seis tapones (los mismos con los que terminó el encuentro). La actuación de Iguodala (31 puntos, cuatro triples, tres robos) hizo que me arrepintiera de haberlo traspasado por Brandon Roy (aunque no demasiado: terminó el partido con sólo dos asistencias, justo lo que me temía). Le entraba todo, estaba en todos sitios. Incluso anotó desde debajo de su propia canasta mientras sonaba la bocina del descanso. Lástima que no subiera al marcador.

En el tercer cuarto los Nuggets comenzaron a remontar, Iguodala perdió el toque anotador a consecuencia de los continuos dos contra uno que le hacía la defensa de Denver y ningún otro jugador de los Sixers dio un paso adelante. El banquillo estuvo horrible (1 de 15, ni Willie Green ni Jason Kapono parecen capaces de conseguir canastas incluso lanzando completamente solos) y aunque Thaddeus Young tuvo sus momentos (21 puntos, cinco rebotes), el supuesto referente interior del equipo, Elton Brand (10 puntos, 13 rebotes, dos tapones), tiene la movilidad y la capacidad anotadora de Kendrick Perkins. Decepcionante.

En los Nuggets, Chauncey Billups aprovechó la motivación de enfrentarse a Iverson y las libertades que este le permitía para acabar con 31 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias. Por contra, Carmelo Anthony estuvo muy flojo y se quedó en 14 puntos (5 de 21). Es el primer partido que no anota menos de 20 puntos desde que comenzó la temporada y casi diría que dejar atrás esa racha le hará bien, ya que estuvo forzando tiros durante toda la noche. Sus compañeros no buscan en ataque a Nene Hilario, y por eso se ha quedado en 12 puntos o menos en cinco de los últimos siete partidos (ayer logró siete y seis rebotes). Hilario es un jugador importante en el equipo y entiendo que el entrenador George Karl reconducirá esta situación. Kenyon Martin se dislocó un dedo, aunque pudo seguir jugando, y Ty Lawson (12 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias en en 23 minutos) es un jugadorazo. En serio. Lo prefiero en mi equipo a otros con más nombre pero que resultan decepcionantes o siempre están lesionados (T.J. Ford, Kirk Hinrich, os estoy mirando a vosotros).

– Aparte de Iverson, la noticia es Danny Granger. Estará de baja entre cuatro y seis semanas por una fascitis plantar después de varias semanas de rumores acerca de su lesión en el talón. Su lugar en el quinteto titular será ocupado por Mike Dunleavy o Brandon Rush. En cualquier caso, los Pacers son en este momento un desastre: T.J. Ford está jugando el peor baloncesto de su carrera y su sustituto Earl Watson tiene problemas en un isquiotibial. Troy Murphy está decepcionando como nos temíamos antes de que comenzara la tamporada y Roy Hibbert ha dejado de ser un jugador fantasy útil. En cualquier caso, alguien tiene que asumir la responsabilidad anotadora sin Granger y apuesto a que los principales beneficiados serán Dunleavy y Dahntay Jones.

Matt Bonner logró anoche 28 puntos con 10 de 14 en tiros de campo y cuatro triples. Si juegas Small Ball y necesitas urgentemente un pivot, Bonner puede ser una opción interesante.

Ronnie Brewer consiguió 17 puntos y 10 rebotes ante los Spurs y está jugando bastante bien en los últimos partidos. Ten en cuenta que C.J. Miles ya está recuperado y que Andrei Kirilenko (espalda) volverá al equipo el próximo partido, a pesar de lo cual Brewer debería mantener suficiente valor para conservar un puesto en las alineaciones fantasy. Otra cosa es lo que le ocurra a Wesley Matthews

James Harden se fue hasta los 26 puntos en una serie de 6 de 13 en tiros de campo y 13 de 14 en tiros libres, además de nueve rebotes, cinco asistencias y dos robos. Harden ofrece los puntos, triples y robos mínimos que se requieren para no ser expulsado por todos los managers de sus equipos, pero tiene potencial y es capaz de actuaciones como esta. Antes o después los Thunder se decidirán a integrarlo en el quinteto titular en lugar de Thabo Sefolosha.

– Parece que Shaun Livingston sigue jugando al baloncesto. Anoche estuvo 18 minutos en pista y, aunque no anotó, terminó con siete rebotes, tres asistencias y dos robos. Le seguiremos el rastro.

C.J. Watson fue titular y jugó los 48 minutos ante la ausencia de Anthony Morrow, que estará de regreso para el próximo partido. No lo hizo demasiado bien para el tiempo que jugó (10 puntos, cinco rebotes, tres asistencias y dos robos) y probablemente pierda la titularidad. Me da la impresión de que Watson sólo será un jugador útil a corto plazo. Si eres capaz de incluirlo en un traspaso a cambio de algún jugador más consistente que lo esté haciendo mal, no dudes en cambiarlo.

Ocho partidos esta noche, mi favorito es el Phoenix-Dallas. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

8 diciembre 2009 a 20:44

Publicado en Fantasy NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: