Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Archive for diciembre 2009

Día 53: Resucitando

with one comment

Han pasado nueve días desde la última entrada de este blog que debería ser casi diario. No he encontrado ganas de escribir a pesar de que cada mañana he seguido leyendo las crónicas de los partidos y viendo los resúmenes, incluso algún ocasional y muy nocturno Boston-Memphis en directo. Todo lo que ocurría en la NBA seguía pareciéndome interesante, pero lo que hay en ella de fantástica, de fantasy, súbitamente había perdido su interés ante la fuerza de los problemas cotidianos, poderosamente reales. Si alguno de mis trece lectores diarios aún sigue por aquí, le pido disculpas.

No tiene sentido hablar de la jornada de ayer después de tantos capítulos en blanco, así que en su lugar vamos a mirar a la semana que viene, equipo por equipo, en formato breve.

Equipos que juegan cuatro partidos:

San Antonio Spurs:  (en casa LAC y POR, fuera MIL y NY)
El viejo Tim Duncan viene promediando 23 puntos, 10 rebotes y dos tapones durante los últimos cinco partidos y debería continuar en la misma línea esta semana ante rivales mayoritariamente asequibles. La inconsistencia del equipo (con un record actual de 13-10, cada vez más lejos de Dallas en la división Medioeste y arrasados esta semana por los Suns) asegura que el entrenador Gregg Popovich no pueda darle descanso.

Manu Ginobili está en camino de recuperar su mejor nivel a pesar de un par de actuaciones mediocres en los últimos encuentros y me gusta como opción para intentar adquirirlo cuando su valor aún es bajo. La mejora de Ginobili parece reducir el papel de Tony Parker, muy lejos del soberbio inicio de la pasada campaña. Richard Jefferson está siendo muy cuestionado y no me genera ninguna confianza, mientras que el resto puede tener algún valor como opciones de banquillo en ligas muy extensas: Keith Bogans, Antonio McDyess, DeJuan Blair, Matt Bonner, George Hill y Roger Mason.

Cleveland Cavaliers (en casa HOU, fuera PHX, SAC y LAL)
LeBron James puede tener promedios estratosféricos esta semana con partidos en los que debe dar lo mejor de sí mismo, incluida la visita al Staples Center. Mo Williams únicamente lanzó a canasta ocho veces en dos partidos consecutivos durante la semana pasada, pero no parece ser más que algo anecdótico y continúa siendo un valor seguro. Da la impresión de que Anderson Varejao está a punto de quitarle la titularidad a un J.J. Hickson que promedia menos de 20 minutos por partido en diciembre, y sus ocho rebotes, 1,1 robos y 0,9 tapones deberían resultarte útiles si precisas ayuda interior. Con cuatro partidos, es posible que Zydrunas Ilgauskas también pueda servirte como sustituto a corto plazo y, si te gusta el riesgo, apostar por Delonte West y sus problemas personales son lo más parecido a la lotería que encontrarás en este momento en la NBA.

Indiana Pacers (en casa MIL y ATL, fuera BOS y MIA)
En los seis partidos disputados desde la lesión de Danny Granger los Pacers han logrado contra pronóstico un 50% de victorias (3-3). Troy Murphy ha recuperado su nivel de la temporada pasada y un objetivo realista para el próximo mes serían 19 puntos, dos triples y 10 rebotes con más de un 50% en tiros de campo. Mike Dunleavy ha sido muy efectivo en sólo 26 minutos por encuentro y debe seguir siéndolo aunque esta semana verá sus minutos reducidos a alrededor de 24 por partido en lugar de los 26 habituales. Del resto, Brandon Rush está lanzando a canasta con un mejor porcentaje (46,3% en los últimos seis encuentros frente al 33,3% de Noviembre) y sigue siendo una apuesta interesante, de la misma manera que el muy venido a menos Dahntay Jones ahora que su equipo le necesita.

T.J. Ford ha mejorado aunque sigue siendo horriblemente inconsistente (13 asistencias un día, una al siguiente) y no es una opción mucho mejor que su sustituro Earl Watson. Roy Hibbert es incapaz de estar tres minutos en el campo sin hacer una falta personal y da la impresión de que aún necesita de muchos partidos para entender dónde cómo se defiende en la NBA. Esa es la única razón por la que Jeff Foster y sus problemas de espalda aún sigue siendo un jugador relativamente viable si necesitas  rebotes y nada más. El juego del rookie Tyler Hansbrough me intriga, ya que ha duplicado su anotación en los seis encuentros sin Granger (de 7,0 a 13,6 puntos por partido) aunque no pasa del 40% en tiros.

Houston Rockets (en casa LAC, fuera ORL, NJ y CLE)
Carl Landry es duda para el próximo partido tras perder tres dientes (otra vez). A pesar de ello, sigue siendo uno de mis jugadores favoritos de lo que llevamos de temporada y un objetivo de traspaso permanente si necesitas mejorar tus porcentajes de tiro. Si surgen nuevas noticias indicando que se perderá más partidos, David Andersen será un buen suplente a corto plazo. Ningún manager debería tener a Tracy McGrady en tu liga, así que no seas tú el que se está equivocando. Es comprensible que estés harto de Shane Battier, pero recuerda la cantidad de cosas que aporta a tu equipo.

Los Angeles Clippers (en casa BOS, fuera SA, HOU, PHX)
Calendario muy complicado para los Clippers. A pesar de que Marcus Camby parece inmortal y sigue jugando como si fuera Wilt Chamberlain, mi criterio es que a este juego se gana siendo conservador y aburrido, así que deja que sea otro el que asuma los riesgos que lleva implicado (lesiones, regreso de Blake Griffin).  En este momento me gustan los Clippers porque tienen un cinco inicial muy claro que juega todos los minutos disponibles, dejando a Rasual Butler como el único suplente con cierto valor, circunscrito a un puñado de triples.

Phoenix Suns (en casa CLE, OKC y LAC, fuera GS)
Jason Richardson está lesionado en una mano pero se espera que esté disponible esta noche ante los Wizards, mientras que aún no hay fecha para el regreso de Leandro Barbosa (esguince de tobillo). Amar’e Stoudemire está empezando a justificar por qué se le eligió en la primera ronda del draft, Grant Hill es el jugador que todo manager necesita para equilibrar su plantilla y Channing Frye ha mejorado su aportación en los dos últimos partidos, en los que ha promediado 16 puntos, cuatro triples y siete rebotes. Como estadística curiosa, Frye lanza el 60% de sus tiros desde la línea de tres y tiene el mismo acierto (46%) en triples y en tiros de dos. Jared Dudley ha estado jugando bien últimamente y merece un vistazo en ligas extensas.

Equipos que juegan tres partidos

Atlanta Hawks (fuera MIN, DEN e IND)
Jamal Crawford es una opción segura y su presencia ha dejado a Mike Bibby y Marvin Williams (ya recuperado de su virus estomacal) como jugadores secundarios. Ni Maurice Evans ni Jeff Teagle tienen valor salvo lesión, así que no te hagas ilusiones y los has fichado como agentes libres en los últimos días. Josh Smith es una bestia, por cierto.

Boston Celtics (en casa IND, fuera ORL y LAC)
Todos los jugadores del quinteto titular son excelentes, es probable que Rasheed Wallace sea suspendido por un partido tras recibir dos técnicas anoche ante los Sixers y Glen Davis (fractura en un pulgar) podría volver a las pistas en algún momento de las dos próximas semanas. Tampoco es que estemos muy emocionados por ello.

Chicago Bulls (en casa SAC y NO, fuera NY)
Derrick Rose (costillas) y Joakim Noah (hombro) tuvieron que ser infiltrados para jugar el último partido, pero no se trata de nada serio. O eso parece. John Salmons jugó un buen partido el jueves ante los Knicks y quizá sea momento de tantear a su manager por si quiere traspasarlo a bajo precio. Kirk Hinrich podría volver al quinteto titular y es un jugador al que seguir la pista si está en situación de agente libre en tu liga, mientras que Brad Miller y Taj Gibson tendrán que ajustarse al inminente regreso de Tyrus Thomas, al que deberías fichar ahora mismo si aún está libre.

Dallas Mavericks (en casa POR y MEM, fuera DEN)
Espero que no estés comiendo en este momento: los médicos necesitaron 30 minutos para extraer los dientes de Carl Landry del brazo de Dirk Nowitzki tras su breve encuentro de ayer. Nowitzki está en su casa tomando calmantes y se espera que no haya quedado en la herida parte de alguna pieza dental que pueda infectarse. Por ahora no hay noticias sobre su disponibilidad para el partido del domingo, pero lo que ha quedado claro es que no se trata de un simple corte. Josh Howard parece recuperado (anoche jugó 40 minutos) y debe ser titular en todos los formatos. Extrañamente su regreso parece haber motivado a Juan José Barea, que ha jugado como titular los últimos cinco partidos y promedia en ese periodo 13,6 puntos,1,8 triples y 4,8 asistencias. Mientras mantenga ese nivel merecerá un hueco en cualquier equipo. El principal damnificado de esta situación es Jason Terry, aunque no debería ser más que algo pasajero; interésate por su situación, ya que es posible que su manager esté dispuesto a traspasarlo por debajo de su valor

Denver Nuggets (en casa ATL y DAL, fuera POR)
Está previsto que Chauncey Billups vuelva a jugar el miércoles. Aunque Anthony Carter está siendo titular en su ausencia, el jugador al que hay que fichar es a Ty Lawson, que ha demostrado merecer un puesto en tu equipo incluso con Billups sano. J.R. Smith está haciendo buenos partidos, Nene Hilario sigue sin tener las opciones de tiro que su eficacia en ataque merecería, y Kenyon Martin y Chris Andersen son opciones interesantes si necesitas algunos rebotes, robos o tapones.

Detroit Pistons (en casa TOR, fuera CHA y TOR)
Richard Hamilton (isquiotibial) vuelve a estar lesionado, al igual que Ben Gordon (tobillo) y Tayshaun Prince (espalda). Todos ellos son duda para la semana que viene. Charlie Villanueva tiene fascitis plantar, aunque seguirá jugando, mientras que Will Bynum ha superado su esguince de tobillo y está de nuevo en las pistas, lo que significa que tiene valor fantasy mientras no se recuperen el resto de jugadores exteriores. Rodney Stuckey también sufrió una lesión en la espalda el martes y arrastra molestias en la rodilla, pero está jugando como si no hubiera mañana y sus últimas actuaciones están resultando estelares. Ben Wallace es incapaz de defender a rivales que juegan de cara al aro, por lo que no espero mucho de sus enfrentamientosde esta semana ante Chris Bosh, Andrea Bargnani y Gerald Wallace.

Golden State Warriors (en casa PHX, fuera MEM y NO)
¿Será esta la semana de Anthony Randolph? Sin Andris Biedrins, Ronny Turiaf ni Mikki Moore, todos lesionados, el entrenador Don Nelson recurrió anoche a Chris Hunter (¿quién?) como pivot titular, a pesar de lo cual Randolph hizo 15 puntos, nueve rebotes, cinco asistencias, un robo y un tapón. Si no es ahora no será nunca, así que buena suerte a sus managers. Anthony Morrow continúa inmerso en una racha de tiro desastrosa y anoche contagió a C.J. Watson, aunque en ambos casos la situación debería cambiar a mejor.

Los Angeles Lakers (en casa OKC y CLE, fuera SAC)
Kobe Bryant y Pau Gasol están jugando a un nivel sobrehumano. Andrew Bynum, Ron Artest y Lamar Odom son jugadores de complemento válidos, pero poco más en este momento. Jordan Farmar debería aprovechar que Derek Fisher está jugando con una lesión en la muñeca, aunque tengo mis dudas de que realmente vaya a hacerlo.

Miami Heat (en casa UTA e IND, fuera NY)
Dwyane Wade tiene una lesión en la muñeca y espasmos musculares en la espalda, a pesar de lo cual tiene intención de seguir jugando y no queda más que confiar en que pueda sobreponerse. Carlos Arroyo se ha convertido en el base titular del equipo y merece que le prestes atención. Se dice que los Heat tienen intención de fichar a un base (¿Ramon Sessions?), pero mientras, Arroyo y Mario Chalmers estarán compartiendo minutos. Michael Beasley está haciendo mejor temporada que Derrick Rose. Quién iba a decirlo el año pasado.

Milwaukee Bucks (en casa WAS, fuera IND y SA)
Brandon Jennings y Andrew Bogut son las dos opciones indicutibles del equipo, a pesar de que Bogut pudo hacer poco anoche frente a los Cavs por problemas de faltas y Jennings tuvo una noche desastrosa en el tiro, culminada con un lanzamiento a falta de cinco segundos para empatar el partido que no tocó aro. Me fio de Ersan Ilyasova y algo menos de Michael Redd (que seguirá saliendo desde el banquillo durante algunos encuentros más), Luke Ridnour, Luc Richard Mbah a Moute y Carlos Delfino.

Minnesota Timberwolves (en casa  ATL y WAS, fuera NJ)
Al Jefferson está volviendo poco a poco al nivel que se espera de él, mientras que Kevin Love es una máquina de coger rebotes y jugar de forma inteligente. Corey Brewer ha anotado más de 20 puntos en dos de los tres últimos encuentros, pero aparte de puntos y robos de balón no ofrece gran cosa. Ryan Gomes estará de baja por un esguince de tobillo entre una y dos semanas y lo suplirá será sustituido en el quinteto titular por Damien Wilkins, que como suele ser habitual hará algunos partidos buenos y puede servirte como sustituto a corto plazo de algún jugador decepcionante.

New York Knicks (en casa CHI, MIA y SA)
Danilo Gallinari lanzó 15 triples contra los Bulls el jueves y no parece que tenga ninguna limitación al respecto, lo que lo transforma en una especie de Peja Stojakovic loco de 21 años. Wilson Chandler y Chris Duhon han necesitado dos meses para parecerse a los jugadores que sus managers esperaban que fueran cuando los eligieron en el draft y ahora atraviesan una buena racha y disponen de todo el tiempo de juego del mundo con Larry Hughes lesionado en un abductor (se espera que esté recuperado para el partido contra Chicago) y Nate Robinson fuera del equipo indefinidamente, susceptible de ser traspasado. No, Jared Jeffries no sirve para nada.

Oklahoma City Thunder (en casa CHA, fuera LAL y PHX)
Semana difícil para Oklahoma. Kevin Durant, Russell Westbrook y Jeff Green son apuestas seguras, mientras que James Harden está mejorando lentamente y amenaza el puesto de Thabo Sefolosha. Nenad Krstic y Nick Collison ocuparán el último puesto de tu banquillo si estás completamente desesperado por un pivot.

Orlando Magic (en casa UTA, HOU, BOS)
Está previsto que Jameer Nelson vuelva a jugar el miércoles, así que ve buscándole sustituto a Jason Williams. Aparte de Dwight Howard, Vince Carter y Rashard Lewis, el resto de Magic son inconsistentes y ofrecen principalmente triples (Mickael Pietrus, Ryan Anderson, J.J. Reddick).

Portland Trail Blazers (en casa DEN, fuera DAL y SA)
Otro equipo con una semana difícil. Brandon Roy y LaMarcus Aldridge son lo único seguro que puede ofrecer este equipo. Joel Przbylla es una opción estupenda si precisas rebotes y tapones, mientras Andre Miller, que ha vuelto a la titularidad,  ahora comparte minutos no sólo con Steve Blake sino también con Jerryd Bayless, suficiente como para que ninguno de los tres tenga demasiado valor fantasy. Martell Webster es incapaz de ofrecer dos noches buenas seguidas pero cuenta con los minutos que le dejan Rudy Fernández, Travis Outlaw y Nicolás Batum, que aún necesitarán varias semanas para volver a las pistas.

Sacramento Kings (en casa CLE y LAL, fuera CHI)
Tyreke Evans es una estrella en ciernes (jugadores que han promedido 20 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias en su temporada rookie: Oscar Robertson, Michael Jordan, LeBron James y Tyreke Evans), Jason Thompson es el pivot titular y Omri Casspi, Beno Udrih y Andrés Nocioni merecen un puesto en tu equipo. Lamentablemente Spencer Hawes ha caído en desgracia y no puede contarse con él, pero la alineación de los Kings parece bastante estable por una vez, al menos hasta que regrese Kevin Martin a mediados de Enero.

Utah Jazz (en casa PHI, fuera ORL y MIA)
Deron Williams y Carlos Boozer están jugando a nivel All-Star. La recuperación de C.J. Miles, Andrei Kirilenko y Kyle Korver hará que en cualquier momento Wes Matthews pierda la titularidad y también reducirá la contribución de Ronnie Brewer (el momento de venderlo es: ya). Kirilenko parece recuperado de su lesión de espalda, pero como he dicho en alguna ocasión, uno nunca llega a recuperarse completamente de esas lesiones.

Washington Wizards (en casa PHI, fuera MIL y MIN)
Antawn Jamison sufre una lesión cervical pero no parece que vaya a perderse ningún encuentro. Gilbert Arenas y Caron Butler están mostrando su mejor cara, Brendan Haywood es una bestia en los tableros y, si aún sigue libre en tu liga, es el momento de fichar a Mike Miller, cuyo regreso está próximo.

Equipos que juegan dos partidos:

Charlotte Bobcats (en casa DET, fuera OKC)
Gerald Wallace es inhumano. Stephen Jackson es un jugador fiable, pero el resto de Bobcats son muy inconsistentes. El entrenador Larry Brown ha declarado que Boris Diaw debe tener el balón en sus manos más tiempo para que el equipo funcione. Es una buena señal, pero mientras eso ocurre el valor de Diaw es muy reducido. Usa a Raymond Felton si estás desesperado por asistencias y a Tyson Chandler si te ocurre lo propio con los rebotes.

Memphis Grizzlies (en casa GS, fuera DAL)
Todo el quinteto titular es digno de un puesto en cualquier equipo ahora que Mike Conley ha alcanzado el nivel propio de un base titular de la NBA.

New Jersey Nets (en casa MIN y HOU)
Los Nets deberán dar lo mejor de sí mismos para vencer uno de los pocos encuentros asequibles de la temporada: en casa y ante los Wolves. Brook Lopez es una máquina y Devin Harris debe volver a su nivel en algún momento (es un buen momento para comprarlo barato). Chris Douglas-Roberts y Courtney Lee disponen de muchso minutos pero son irregulares, mientras que Josh Boone aúna cierta capacidad para aportar rebotes y tapones con un espantoso 30% en tiros libres. Yi Jianlian debería volver a jugar la semana que viene, reduciendo el tiempo de juego de un rebelde Terrence Williams que está haciéndolo relativamente bien una vez superado el affaire Twitter.

New Orleans Hornets (en casa GS, fuera CHI)
Chris Paul es el mejor jugador fantasy de la liga, David West y Emeka Okafor lo están haciendo bien, y Peja Stojakovic, quién lo iba a decir, está en su quinta (y probablemente breve) juventud.

Philadelphia 76ers (fuera WAS y UTA)
Lou Williams ha vuelto y queda por ver el papel que a partir de este momento asume Allen Iverson, de baja por artritis en la rodilla hasta el 28 de Diciembre. Andre Iguodala y Thaddeus Young son apuestas seguras, mientras que Elton Brand y Marresse Speights están saliendo desde el banquillo en una decisión extraña del entrenador Eddie Jordan, y rotarán con el titular Samuel Dalembert. De lo que podemos estar seguros es de que Jrue Holiday ha dejado de ser un jugador valioso y que Willie Green va por el mismo camino, si es que alguna vez lo fue.

Toronto Raptors (en casa DET, fuera DET)
Jarrett Jack lo ha estado haciendo bien en ausencia de José Calderón y, a pesar de cierta irregularidad, no debería estar disponible en tu liga. Las noticias sobre la lesión de cadera Calderón son confusas, y mientras los hay que temen que no pueda jugar en mucho tiempo, otros limitan el tiempo de baja a un par de semanas. Si puedes obtenerlo en un traspaso a bajo precio aprovechando esta incertidumbre, puede ser un movimiento que termine dándote grandes réditos a final de temporada. Otro jugador que se está aprovechando de la lesión del base titular es Sonny Weems, pero no creo que sea necesario apostar por él a menos que tu liga sea la más extensa que jamás se haya creado.

Written by Daniel Raya

20 diciembre 2009 at 4:59

Publicado en Fantasy NBA

Día 44: Brandon Jennings es una estrella

leave a comment »

– Ya nadie piensa que Brandon Jennings es el principal candidato al premio de Rookie del Año. Las exhibiciones sistemáticas de Tyreke Evans, que anoche logró 19 puntos, cuatro rebotes, cinco asistencias y cuatro robos de balón y promedia en la temporada 20 puntos, cinco rebotes, cinco asistencias y 1,5 robos (números similares a los de Joe Johnson o Brandon Roy) le están haciendo perder la partida y durarán al menos hasta el regreso del frágil Kevin Martin. Mientras tanto, ambos comparten la tarea de liderar a una franquicia de la NBA pese a no haber cumplido aún los 21 años y eso los convierte en estrellas en ciernes de la liga.

Pongamos anoche como ejemplo: Los Bucks venían de perder frente a los Celtics en un partido que se mantuvo igualado durante tres cuartos hasta que Rajon Rondo tomó el mando y arrasó a Jennings, que finalizó el encuentro con cuatro balones perdidos por cuatro asistencias y cinco faltas personales. En lugar de achantarse, al día siguiente ante los Raptors anota 14 puntos en el primer cuarto que hacen que su equipo disponga de una cómoda ventaja durante todo el encuentro y termina con 22 puntos, cuatro triples, seis asistencias, dos robos y dos tapones.

El principal problema de Jennings ha sido la falta de acierto en el tiro. En los nueve partidos anteriores ha promediado un 32,5% pero ayer logró 8 de 14 en tiros de campo, cortesía de la inexistente defensa de los Raptors. De este partido no podemos sacar demasiadas conclusiones, pero si algo ha quedado claro en lo que llevamos de temporada es que Jennings es la estrella de los Bucks y que, igual que ahora atraviesa una mala racha, puede remontar en cualquier momento. Siempre y cuando no se lesionara anoche de gravedad, claro.

Al final del tercer cuarto sufrió una hiperextensión de los ligamentos de la rodilla, y aunque pudo regresar a la pista, no consiguió terminar el encuentro. Por el momento no se espera que el jugador se pierda ningún partido, aunque se le realizarán pruebas antes del comienzo del encuentro del sábado ante los Blazers para confirmar su disponibilidad.

– El resto de Bucks también lo hizo muy bien. Ersan Ilyasova firmó su segundo buen partido consecutivo con 17 puntos, dos triples y nueve rebotes. Luc Richard Mbah a Moute es una opción fantasy inconsistente, pero anoche salió cara y finalizó con 16 puntos (6 de 8), cuatro rebotes, dos robos y un tapón. Luke Ridnour quiso dejarme mal y se fue hasta los 15 puntos y cinco rebotes en sólo 15 minutos a pesar de una lesión en el codo izquierdo que le obligará a llevar protección entre cuatro y seis semanas. Carlos Delfino continúa aprovechando la ausencia de Michael Redd y logró 14 puntos, ocho rebotes, tres asistencias y un tapón, mientras que Roko Ukic jugó contra pronóstico (no había disputado ni un minuto en cuatro de los últimos cinco encuentros) y respondió con 17 puntos dos triples y cuatro rebotes. No tengo ni idea de por qué salió él y no Charlie Bell, así que por ahora considerémoslo como algo excepcional.

Jarrett Jack volvió a ser titular por la lesión de José Calderón (cadera) y ofreció de nuevo una buena imagen con 12 puntos, tres rebotes, siete asistencias, tres robos y cuatro balones perdidos. Aunque se espera que Calderón juegue mañana frente a los Hawks, Jack viene haciendo méritos para contar con unos 30 minutos por partido, suficientes para que conserve su valor fantasy. Aparte de él y Chris Bosh (26 puntos, 10 rebotes), los Raptors fueron un desastre. Hedo Turkoglu sufrió la defensa de Mbah a Moute y se quedó en nueve puntos (4 de 8), dos rebotes y tres asistencias. Es difícil ser más inconsistente de lo que viene siéndolo Turkoglu en las últimas semanas. Andrea Bargnani (esguince leve de tobillo) no jugó y su sustituto, Rasho Nesterovic, no hizo nada (dos puntos, cero rebotes). Con este equipo, las posibilidades de que Bosh renueve con Toronto durante el verano son nulas.

Brandon Roy logró 29 puntos (11 de 21) , siete rebotes y cinco asistencias frente a Indiana y ya se nota que está asumiendo el peso ofensivo del equipo tras las lesiones de Greg Oden, Rudy Fernández, Travis Outlaw y compañía. Un valor en alza.

Joel Przybilla está jugando a pesar de sufrir lesiones en el tobillo y la espalda. Ayer consiguió 12 puntos, ocho rebotes y un tapón en 30 minutos, y el general manager del equipo, Kevin Pritchard, ha declarado que debe estar preparado para jugar 35 por noche. Supongo que alguien lo habrá fichado en tu liga, pero si no es así, selsccionalo y confía en que el cuerpo le aguante.

– En el inescrutable caos que son los Indiana Pacers sin Danny Granger, únicamente Dahntay Jones destacó frente a Portland con 19 puntos (8 de 13), tres rebotes y dos asistencias. Mientras siga siendo titular y Granger continúe en el banquillo (esto es, durante las próximas cuatro semanas), Jones será un jugador muy interesante.

Mike Dunleavy estuvo discreto (10 puntos, dos rebotes) saliendo desde el banquillo. El puesto de escolta titular fue para Brandon Rush, que tampoco hizo gran cosa (8 puntos -4 de 6- y dos rebotes). Sin embargo, los Pacers mantienen la confianza en él y podría terminar convirtiéndose en un jugador interesante. Si tienes sitio para experimentar con tu plantilla, fíchalo y espera a ver qué ocurre.

– En la sección de noticias sorprendentes, T.J. Ford sigue jugando mal. Sus ocho puntos, seis rebotes y cinco asistencias en 32 minutos de ayer no son la peor actuación de la temporada, pero resulta decepcionante en un equipo necesitado de un nuevo líder. Earl Watson (isquiotibial) no jugó por lesión, lo que permitió tiempo de juego al rookie A.J. Price, que realizó un partido discreto (cuatro puntos -2 de 10-, tres rebotes y dos asistencias) pero recibió elogios del entrenador Jim O’Brien. Si Watson continúa lesionado y Ford sigue siendo tan malo en esto del baloncesto, quizá Price tenga su oportunidad.

Roy Hibbert únicamente jugó 18 minutos por un problema en su hombro derecho. Aunque regresó a la pista, estamos a la espera de conocer la gravedad de la lesión.

Tyler Hansbrough jugó 22 minutos y lanzó 14 veces a canasta, a pesar de lo cual terminó con sólo 13 puntos además de 11 rebotes. Luther Head estuvo en pista 19 minutos y finalizó con nueve puntos (3 de 8). En este momento, cualquier jugador de los Pacers puede revelarse como una opción fantasy viable.

– Tras 36 minutos de partido competido, los Lakers lograron en el último cuarto un parcial de 28 a 6 para derrotar a los Jazz por 101-77. Ya sabemos quiénes son Kobe Bryant, Pau Gasol y Andrew Bynum. Mientras, Ron Artest está encontrando su sitio (16 puntos, siete rebotes) y promedia cuatro valiosísimas asistencias por partido viniendo de un alero. Lamar Odom (siete puntos, 10 rebotes, dos tapones) sigue a lo suyo y estoy a punto de recomendarte que fiches a Jordan Farmar si juegas Big Ball. Promedia 10,8 puntos, 1,7 triples, 2,3 rebotes, una asistencia, un robo y un 55,6% en tiros de campo durante las últimas dos semanas, y ayer logró 11 puntos (4 de 8), un triple, cuatro rebotes y dos robos en 20 minutos frente a los cero puntos, cero rebotes y una asistencias de Derek Fisher en 18 minutos.

Con los Lakers ya desatados, ocurrió esto:

C.J. Miles anotó 14 puntos y cogió cinco rebotes en 29 minutos saliendo desde el banquillo por los siete puntos y cuatro rebotes en 33 minutos del escolta titular, el rookie Wesley Matthews. Es probable que Miles se haga con un puesto en el quinteto inicial en cuestión de días, pero no esperes gran cosa de él pues cuando eso ocurra ya habrá regresado de su lesión de espalda Andrei Kirilenko.

Rodney Stuckey jugó su mejor partido del año con 27 puntos (10 de 19), cinco rebotes, ocho asistencias y dos balones perdidos. Además, anotó la canasta decisiva. Sin Ben Gordon (tobillo), Tayshaun Prince (espalda) ni Richard Hamilton (tobillo) el segundo mejor jugador de los Pistons fue Jonas Jerebko, que logró un doble-doble por segundo partido consecutivo (17 puntos, 10 rebotes), además de un triple y varios tiros decisivos al final del encuentro. Como recurso a corto plazo Jerebko parece una buena opción, mejor incluso que Charlie Villanueva (11 puntos, cinco rebotes).

Allen Iverson (11 puntos -3 de 10-, tres asistencias por seis balones perdidos) sigue en baja forma y uno se pregunta si alguna vez la recuperará. Se cae cuando le hacen un crossover y es incapaz de salvar los bloqueos. Al igual que contra Denver, en la derrota de anoche frente a los Pistons destacaron Andre Iguodala (18 puntos, dos triples, seis rebotes, nueve asistencias, dos robos y dos tapones, uauh) y el resucitado Samuel Dalembert (17 puntos -7 de 9-, 11 rebotes, un tapón).

– No sé qué pensar de C.J. Watson. Anoche logró 18 puntos (8 de 14), dos triples, dos rebotes, dos asistencias y cinco robos de balón en 30 minutos a pesar del regreso de Anthony Morrow, que jugó 41 minutos aunque se limitó a aportar seis puntos y perder cinco balones. Estoy contento de tenerlo en algunos de mis equipos, pero la experiencia me indica que en cualquier momento podría dejar de contar para Don Nelson. Creo que trataré de traspasarlo por si alguien quiere arriesgarse con él.

– El cadaver de Mikki Moore se levantó de su tumba anoche para conseguir 16 puntos, siete rebotes y un tapón. Ahora que los hermanos Collins casi no juegan, Moore ostenta el título de pivot titular menos capacitado para el baloncesto de la NBA. La excepción fue anoche, claro. Aún faltan dos semanas para que Andris Biedrins y Ronny Turiaf regresen de sus respectivas lesiones, pero nada parece indicar que Moore vaya a ser valioso mientras tanto.

– Otra resurrección de ayer fue la de Peja Stojakovic (21 puntos, cinco triples). Quién sabe, a lo mejor aún le late el pulso.

Devin Harris sufrió un golpe en el ojo en la derrota ante los Warriors, a pesar de lo cual pudo continuar jugando. Finalizó con 19 puntos, pero sólo dos rebotes, dos asistencias, dos robos y un balón y parece que le está costando recuperar el ritmo tras volver de su lesión.

Terrence Williams fue sancionado por los Nets con un partido sin jugar por perder el autobús del equipo. Además, mostró en Twitter su descontento con los minutos que juega (“¿Qué hubiera ocurriso si el Sr. Stern me hubiera nombrado diez minutos antes [refiriéndose al día del draft]?”). Williams es un jugador muy prometedor, pero suponemos que todo esto le ocasionará algún problema con la franquicia, por lo que no esperamos verlo mucho durante un par de partidos.

– Los Bulls perdieron ayer por 35 puntos ante los Hawks, el puesto de trabajo de Vinny del Negro peligra y su actuación más significativa de ayer fueron los cero puntos (0 de 9 en tiros) del recuperado Kirk Hinrich. Bueno, hubo quien lo hizo mejor, pero puedes hacerte a la idea.

Richard Jefferson hizo un buen partido (¡sorpresa!) con 23 puntos (11 de 18), un triple, ocho rebotes y tres asistencias en la victoria ante los Kings. No sería extraño que pudieras encontrar a Jefferson entre los agentes libres de tu liga, así que mira por si acaso. Aunque creo que seguirá siendo irregular durante toda la temporada, Jefferson es mejor jugador de lo que viene mostrando, así que podrías pensar en hacerte con él siempre que no tengas que dar a cambio a un jugador importante.

LeBron James hizo anoche 27 puntos, seis rebotes y siete asistencias, y los Cavs perdieron frente a los Rockets. No creo que nada de eso te sorprenda demasiado.

Tres partidos esta noche: Denver-Detroit (con victoria de los Nuggets, lo anticipo), Boston-Washington y el plato fuerte de la velada, Orlando-Utah después de la masacre de anoche en el Staples Center. Mala semana para los Jazz. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

10 diciembre 2009 at 19:59

Publicado en Fantasy NBA

Día 43: Los Grizzlies despiertan

leave a comment »

– Memphis empieza a tener buen aspecto. Anoche derrotaron a los Cavaliers en la prórroga y han ganado tres partidos seguidos y ocho de los últimos 12. Cuando parecía estar a punto de perder su puesto como titular a manos de Jamaal Tinsley, en los últimos tres partidos Mike Conley ha promediado 14 puntos con un 53,6% en tiros de campo, 3,6 asistencias y 1,3 robos de balón en 34 minutos. Nada espectacular, pero al menos son números decentes teniendo en cuenta que sus promedios en lo que llevamos de temporada son de 9,3 puntos con un 41,5%.

A pesar de que ayer fue Conley el que anotó la canasta de la victoria, la estrella de los Grizzlies resultó ser Zach Randolph. Las dudas (y burlas) que se generaron durante el verano acerca de su integración en el equipo se han resuelto de la mejor manera. Randolph aporta veteranía y estadísticas que consistentemente se encuentran alrededor de 20 puntos y 10 rebotes. Anoche aprovechó los 47 minutos de que dispuso en un partido con prórroga para lograr 32 puntos  y 14 rebotes, además de unos casi inauditos cuatro balones robados y un tapón.

Memphis cuenta con un quinteto titular muy estable, lo que permite que los cinco jugadores tengan valor fantasy. O.J. Mayo (28 puntos, tres triples, cinco rebotes y cinco asistencias) está pasando desapercibido pese a realizar una temporada prácticamente idéntica a la pasada, mientras que la defensa de Rudy Gay y su versatilidad (21 puntos, cuatro robos, tres tapones) lo han convertido en una de las sorpresas agradables del año.

Por último Marc Gasol, el MVP del equipo hasta el momento. Después de tres partidos consecutivos por debajo del que venía siendo su nivel habitual, anoche recuperó la buena senda con 11 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias, incluidos dos semiganchos muy importantes al final del encuentro. Es poco probable que Gasol mantenga durante todo el año las estadísticas que ofrece hasta el momento, pero si buscas venderlo ahora que su valor es alto no tienes por qué aceptar cualquier traspaso que te ofrezcan por él. Si quieres una orientación sobre el tipo de jugador por el que podrías cambiarlo, yo acabo de aceptar una oferta por la que recibo a cambio a David West.

– En los Cavaliers, además de las actuaciones de los habituales LeBron James (43 puntos, cuatro triples, 13 rebotes, seis asistencias) y Mo Williams (20 puntos, tres triples, ocho asistencias, cinco robos), destacaron los 33 minutos de Delonte West a pesar de que su producción fue muy floja (dos puntos, dos asistencias). El jugador por el que compite por el puesto de escolta, Anthony Parker, jugó 10 minutos menos y se quedó también en unos pobres dos puntos, por lo que si West sigue disponible en tu liga deberías plantearte ficharlo ahora que se incrementan sus opciones de regresar al quinteto titular.

– Hace un par de días hablamos de Derrick Rose y la posibilidad de adquirirlo por debajo de su valor. Anoche esa opción se complicó después de que lograra 27 puntos, siete rebotes, 10 asistencias, un robo y un tapón, a pesar de lo cual los Bulls perdieron contra los Nets (¡LOS NETS!) y acumulan ocho derrotas en nueve partidos.

– Más sobre los Bulls: Con el fin de que Joakim Noah (siete puntos, nueve rebotes, cuatro asistencias, dos robos y cinco tapones ayer, ñam, ñam) tuviera a su lado a un jugador más experimentado, el pseudoentrenador Vinnie Del Negro decidió hacer jugar a Brad Miller como ala-pivot titular. Como suele ser habitual, estos cambios producen efectos sorprendentes y, mientras Miller se quedaba en cuatro puntos y tres rebotes, el rookie Taj Gibson jugó 36 minutos desde el banquillo y logró 20 puntos (8 de 12 en tiros), seis rebotes y tres tapones. Por si la situación no fuera suficientemente confusa, está previsto que Tyrus Thomas regrese en un par de semanas de su fractura de antebrazo. Si puedes, mantente alejado de los ala-pivots de Chicago.

Gerald Wallace no es el único jugador que está destacando en los Charlotte Bobcats. Al sorprendente líder de la liga en rebotes, que ayer añadió otros 16 a su cuenta además de 25 puntos, un triple, un robo y un tapón, se le ha unido un Raymond Felton que promedia 14,9 puntos con un 57,2% en tiros de campo, 1,1 triples, 5,1 asistencias, 2,9 robos de balón y un sólo balón perdido en los últimos siete encuentros. Aunque el porcentaje de tiro será imposible de mantener (Felton promedia un 40,1% en su carrera), los robos de balón y la ausencia de pérdidas podrían ser consecuencia de la madurez de un jugador que finaliza contrato este verano.

– Los Bobcats vencieron a los Nuggets, que jugaron sin Kenyon Martin a consecuencia de un dedo dislocado. No hay noticias de cuánto tiempo podría estar de baja, aunque no debería ser una lesión grave.

Luke Ridnour ha vuelto a la Tierra. Después de dos semanas sensacionales, anoche únicamente jugó 15 minutos y se limitó a aportar tres puntos y tres asistencias. La recuperación de Luc Richard Mbah A Moute parece la causa de la caída en desgracia de Ridnour, que empieza a parecer un jugador prescindible y lo será aún más cuando Michael Redd (del que aún no hay fecha de regreso pero al que no debería restarle mucho tiempo de convalecencia) se reincorpore al equipo.

– El que sí volvió a las pistas ayer fue Josh Howard, y su incorporación fue decisiva para la victoria de los Mavericks ante los Knicks. En 26 minutos consiguió 20 puntos, dos triples, seis rebotes, tres robos y un tapón, suficiente para poner una sonrisa en los rostros de sus sufridos managers. Howard aún no se encuentra plenamente recuperado, así que no esperes que disponga de mucho tiempo de juego en los próximos partidos.

Rudy Fernández estará de baja entre cuatro y seis semanas después de que se le practicara ayer una microdiscectomía (para saber qué es eso, puedes estudiar la carrera de Medicina o mirar lo que he sido capaz de encontrar en Google). Su ausencia supondrá más minutos para Andre Miller, Martell Webster y un Jerryd Bayless que comienza a intrigarme.

– Por si no fuera suficiente, José Calderón se perdió el partido de ayer por una lesión en los músculos flexores de la cadera (de acuerdo, también los he buscado en Google pero sólo he encontrado páginas de culturismo). Se espera que esté recuperado para el próximo encuentro. Supliéndole en el quinteto titular, Jarrett Jack socavó algo más la jerarquía de Calderón con unas estadísticas excelentes (17 puntos, siete rebotes, ocho asistencias, dos robos en 37 minutos).

Chris Kaman tiene falta de Vitamina D, y esa parece la razón por la ha anotado por debajo del 50% de sus tiros en ocho de los últimos nueve partidos. También puede ser la causa por la que ayer Dwight Howard le hizo esto:

– Faltan tres semanas para que Kevin Martin vuelva a jugar (por el momento está previsto su regreso alrededor del 30 de Diciembre). Si está disponible en tu liga deberías pensar en ir fichándolo.

Richard Hamilton y Tayshaun Prince no disputarán el encuentro de esta noche ante los Sixers. Supongo que a estas alturas eso no será ninguna sorpresa para sus managers.

Nueve partidos esta noche, con un infame Golden State-New Jersey (registro combinado de seis victorias y 33 derrotas), un nuevo capítulo de la telecomedia “Iverson” en el Detroit-Philadelphia y un excelente Utah-Lakers. Nos vemos mañana.

Written by Daniel Raya

9 diciembre 2009 at 16:44

Publicado en Fantasy NBA

Día 42: Iverson tiene 34 años

leave a comment »

– Mientras veía el partido de anoche entre los Sixers y los Nuggets, con todos esos aplausos a Allen Iverson en la presentación, el beso al escudo del equipo en el centro de la pista y el público levantado cuando anotó su primera canasta, caí en la cuenta de que Iverson tiene 34 años. De hecho es mayor que yo, que no es poco para un jugador profesional. De la quinta del 75 ya sólo quedan trece jugadores en activo (Iverson, Ray Allen, Zydrunas Ilgauskas, Jason Williams, Erick Dampier, Anthony Parker, Joe Smith, Mikki Moore, Fabricio Oberto, Sean Marks, Ryan Bowen, Anthony Carter y Mike James en el sofá de su casa). Y ayer los años se notaron.

Iverson sabe jugar y sigue siendo rápido, pero nunca volverá a tener la velocidad que lo hacía único. No es una cuestión de baja forma. Podemos disculpar que ayer mostrara muchos recelos a la hora de penetrar a canasta, que constantemente pareciera que el balón iba a caerse de sus manos o que no tuviera ninguna oportunidad defendiendo a Ty Lawson. Le seguirá ocurriendo durante algunos partidos y es comprensible. Pero no es eso, es algo que se ha marchado para no volver. Es el descaro que le daba ser capaz de hacerlo todo más rápido que los demás y lo que eso significaba para su equipo. Iverson lo sabe, y por eso ayer tenía miedo al ridículo, a defraudar a sus seguidores y a mostrar su debilidad ante toda la NBA.

Jugó 38 minutos  y logró 11 puntos (4 de 11), cinco rebotes, seis asistencias y un robo de balón. Aunque no estuvo acertado en el tiro, todos esos minutos son una buena señal para sus managers. Al final del encuentro se disculpó ante el resto del equipo, “mi corazón decía sí, pero mis piernas decían no”. Los Sixers perdieron por décima vez consecutiva.

Con el balón, Iverson buscó más de lo habitual a sus compañeros, ya fuera como deferencia o porque el cuerpo no le respondía. Podrá jugar mejor, pero ya no es un anotador sublime. Ni siquiera es el líder de los Sixers, que ahora pertenecen a Andre Iguodala. Su incorporación los hará mejores, pero no lo suficiente para que luchen por una plaza en playoffs. Philadelphia tiene demasiados problemas como para que este Iverson los resuelva.

Durante la primera parte Samuel Dalembert e Iguodala estuvieron extraordinarios. Dalembert bloqueaba o desviaba uno tras otro todos los tiros de los Nuggets y llegó al intermedio con seis tapones (los mismos con los que terminó el encuentro). La actuación de Iguodala (31 puntos, cuatro triples, tres robos) hizo que me arrepintiera de haberlo traspasado por Brandon Roy (aunque no demasiado: terminó el partido con sólo dos asistencias, justo lo que me temía). Le entraba todo, estaba en todos sitios. Incluso anotó desde debajo de su propia canasta mientras sonaba la bocina del descanso. Lástima que no subiera al marcador.

En el tercer cuarto los Nuggets comenzaron a remontar, Iguodala perdió el toque anotador a consecuencia de los continuos dos contra uno que le hacía la defensa de Denver y ningún otro jugador de los Sixers dio un paso adelante. El banquillo estuvo horrible (1 de 15, ni Willie Green ni Jason Kapono parecen capaces de conseguir canastas incluso lanzando completamente solos) y aunque Thaddeus Young tuvo sus momentos (21 puntos, cinco rebotes), el supuesto referente interior del equipo, Elton Brand (10 puntos, 13 rebotes, dos tapones), tiene la movilidad y la capacidad anotadora de Kendrick Perkins. Decepcionante.

En los Nuggets, Chauncey Billups aprovechó la motivación de enfrentarse a Iverson y las libertades que este le permitía para acabar con 31 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias. Por contra, Carmelo Anthony estuvo muy flojo y se quedó en 14 puntos (5 de 21). Es el primer partido que no anota menos de 20 puntos desde que comenzó la temporada y casi diría que dejar atrás esa racha le hará bien, ya que estuvo forzando tiros durante toda la noche. Sus compañeros no buscan en ataque a Nene Hilario, y por eso se ha quedado en 12 puntos o menos en cinco de los últimos siete partidos (ayer logró siete y seis rebotes). Hilario es un jugador importante en el equipo y entiendo que el entrenador George Karl reconducirá esta situación. Kenyon Martin se dislocó un dedo, aunque pudo seguir jugando, y Ty Lawson (12 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias en en 23 minutos) es un jugadorazo. En serio. Lo prefiero en mi equipo a otros con más nombre pero que resultan decepcionantes o siempre están lesionados (T.J. Ford, Kirk Hinrich, os estoy mirando a vosotros).

– Aparte de Iverson, la noticia es Danny Granger. Estará de baja entre cuatro y seis semanas por una fascitis plantar después de varias semanas de rumores acerca de su lesión en el talón. Su lugar en el quinteto titular será ocupado por Mike Dunleavy o Brandon Rush. En cualquier caso, los Pacers son en este momento un desastre: T.J. Ford está jugando el peor baloncesto de su carrera y su sustituto Earl Watson tiene problemas en un isquiotibial. Troy Murphy está decepcionando como nos temíamos antes de que comenzara la tamporada y Roy Hibbert ha dejado de ser un jugador fantasy útil. En cualquier caso, alguien tiene que asumir la responsabilidad anotadora sin Granger y apuesto a que los principales beneficiados serán Dunleavy y Dahntay Jones.

Matt Bonner logró anoche 28 puntos con 10 de 14 en tiros de campo y cuatro triples. Si juegas Small Ball y necesitas urgentemente un pivot, Bonner puede ser una opción interesante.

Ronnie Brewer consiguió 17 puntos y 10 rebotes ante los Spurs y está jugando bastante bien en los últimos partidos. Ten en cuenta que C.J. Miles ya está recuperado y que Andrei Kirilenko (espalda) volverá al equipo el próximo partido, a pesar de lo cual Brewer debería mantener suficiente valor para conservar un puesto en las alineaciones fantasy. Otra cosa es lo que le ocurra a Wesley Matthews

James Harden se fue hasta los 26 puntos en una serie de 6 de 13 en tiros de campo y 13 de 14 en tiros libres, además de nueve rebotes, cinco asistencias y dos robos. Harden ofrece los puntos, triples y robos mínimos que se requieren para no ser expulsado por todos los managers de sus equipos, pero tiene potencial y es capaz de actuaciones como esta. Antes o después los Thunder se decidirán a integrarlo en el quinteto titular en lugar de Thabo Sefolosha.

– Parece que Shaun Livingston sigue jugando al baloncesto. Anoche estuvo 18 minutos en pista y, aunque no anotó, terminó con siete rebotes, tres asistencias y dos robos. Le seguiremos el rastro.

C.J. Watson fue titular y jugó los 48 minutos ante la ausencia de Anthony Morrow, que estará de regreso para el próximo partido. No lo hizo demasiado bien para el tiempo que jugó (10 puntos, cinco rebotes, tres asistencias y dos robos) y probablemente pierda la titularidad. Me da la impresión de que Watson sólo será un jugador útil a corto plazo. Si eres capaz de incluirlo en un traspaso a cambio de algún jugador más consistente que lo esté haciendo mal, no dudes en cambiarlo.

Ocho partidos esta noche, mi favorito es el Phoenix-Dallas. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

8 diciembre 2009 at 20:44

Publicado en Fantasy NBA

Día 41: Allen Iverson vuelve

leave a comment »

Cosas que han pasado en los últimos días mientras me peleaba contra un ejército de estanterías Billy:

Allen Iverson debutará esta noche con los Sixers frente a uno de sus ex-equipos, los Denver Nuggets. Ayer entrenó durante 45 minutos y reconoció que no se encuentra aún en forma para jugar partidos, pese a lo cual será titular esta noche en el puesto de base según ha confirmado el entrenador Eddie Jordan, que declaró ayer:

El cuerpo técnico piensa que el ataque realmente funciona mejor con él en la pista. Obviamente es así. Su lectura de los bloqueos, la manera en que sale de ellos, muestra su gran nivel. Cómo usa el bloqueo y continuación y cómo lee las rotaciones defensivas. Es una diferencia importantísima para nuestro equipo.

Su incorporación es especialmente necesaria para Philadelphia debido al estado físico de su juego exterior: Andre Iguodala sufrió un esguince de tobillo en el último partido, lo que le impidió entrenar ayer y lo hace duda para esta noche; Jrue Holiday se ejercitó individualmente por una distensión en el manguito rotador de uno de los hombros; y Louis Williams aún necesitará seis semanas para recuperarse de su fractura de mandíbula. Si Iguodala no está disponible, será Willie Green quien acompañe a Iverson como escolta titular.

He estado leyendo artículos en los que se intenta prever cómo se integrará Iverson en el equipo y cuál será su aportación fantástica (Patrick y Nels dan su opinión en Give Me The Rock y Brian Spencer recopila en Empty The Bench varias opiniones incluidas las de Patrick y Nels, lo que hace todo esto bastante redundante). Mi opinión es que ofrecerá lo que siempre ha hecho bien (Puntos, Asistencias, Robos y, en menor medida, Triples) a buen nivel y de forma constante durante el tiempo que Williams esté de baja. Una vez que este vuelva, lo razonable sería que Iverson saliera desde el banquillo y redujera sus minutos, pero aún falta mes y medio para ello.

Tengo interés en ver cómo funciona Iverson dentro del Ataque de Princeton, que está resultando tan difícil de digerir para el resto de Sixers. En un sistema ofensivo que no requiere de un base puro es posible que juegue menos tiempo dominando el balón y más recibiendo tras bloqueo o en el juego dentro-fuera de un hombre alto. Probablemente eso limite sus pérdidas y también sus asistencias. En cualquier caso, en varias ocasiones a lo largo de su carrera Iverson ha mostrado que su prioridad es él y que después está el equipo. Si el entrenador Jordan quiere que este experimento funcione, debería ir pensando en modificar el sistema de juego en lugar de esperar a que Iverson se adapte.

Respecto a cómo afectará la llegada de Iverson a los jugadores más importantes de los Sixers:

  • Confío en que la presencia de Iverson ayude a definir el papel de Elton Brand en el equipo. Tras dos partidos como suplente y tras declarar públicamente su malestar por este hecho, el entrenador Jordan le reintegró al quinteto titular. Hizo un buen encuentro (14 puntos, ocho rebotes y tres tapones, lo que en su tiempo en los Clippers se hubiera considerado un mal partido), pero las dudas continúan. Creo que su presencia en la zona será más importante ahora, y me da la sensación de que trabajará bien con Iverson.
  • Iverson deberá hacerlo muy mal para perder la titularidad una vez que regrese Louis Williams. No olvidemos que, a pesar de su buen juego esta temporada, hace sólo seis meses Williams era suplente de Andre Miller y tampoco puede decirse que el equipo haya logrado un buen registro bajo su dirección (5 victorias-9 derrotas). Si Williams está en tu equipo, reduce la esperanza en su regreso.
  • Iguodala jugará esta noche a pesar del esguince y podremos ver de primera mano cómo interactúan AI 1 y AI 2. Durante estos tres últimos años se le ha recriminado que no tiene cualidades para ser una verdadera primera opción en ataque, a pesar de que su sueldo es el de jugador franquicia y tiene asumido ese papel. Hay quien considera que Iverson le restará presión y le permitirá hacer lo que mejor sabe, dejar de forzar tiros de seis metros y concentrarse en pasar, rebotear, defender, robar balones y, entonces, anotar. Probablemente le veremos perder menos balones y también dar menos asistencias, lanzar menos a canasta con mejor porcentaje, quizá algúnos robos extra. O podría ser que rivalizara con un Iverson de 34 años y en baja forma por mantenerse como primera opción del equipo y que todo termine muy mal. Los precedentes impiden descartar esa posibilidad.

Por si acaso, y aprovechando su última racha de buenos partidos, yo he traspasado a Iguodala en una de mis ligas a cambio de Brandon Roy. La razón no ha sido únicamente el riesgo que acarrea la incorporación de Iverson, sino también la siguiente noticia.

Greg Oden se fracturó la rótula el sábado ante los Rockets y se perderá el resto de la temporada tras ser operado. Una lástima ahora que parecía haber encontrado su ritmo de juego. Los Blazers se han lanzado a buscar un refuerzo interior a cambio de Andre Miller, que es traspasable a partir del 15 de Diciembre (¿quizá Al Harrington?), aunque hasta que eso ocurra Joel Przbylla se convierte en un jugador interesante para cualquier equipo por sus rebotes y tapones. Indirectamente resultan beneficiados Brandon Roy y LaMarcus Aldridge, que ahora dispondrán de más espacio para operar en la zona y que recuperan una alineación similar a la del año pasado en la que se sienten cómodos.

– Los Bulls han perdido dos partidos consecutivos (contra los Cavaliers por 14 puntos y contra los Raptors en casa por 32) y siete de los últimos ocho. Su juego es está mostrando una debilidad muy superior a la que indica su record de 7 victorias y 11 derrotas (que tampoco es para sentirse orgulloso). Toronto venía de ganar un partido en la prórroga ante los Wizards después de haber sufrido cinco derrotas consecutivas, pero no encontraron rival alguno en Chicago: Chris Bosh consiguió 25 puntos y 12 rebotes en sólo 22 minutos y los máximos anotadores de Chicago (John Salmons y Jannero Pargo) se quedaron en 13 puntos. Con casi un cuarto de temporada ya cumplido, únicamente dos jugadores están actuando al nivel esperado, Luol Deng y Joakim Noah. Puede achacarse el mal juego a las lesiones de Kirk Hinrich (esguince en el pulgar izquierdo, es improbable para el partido del martes y la lesión podría ser peor de lo esperado) y de Tyrus Thomas (fractura en el antebrazo izquierdo, le quedan dos semanas para regresar a las canchas), pero la realidad es que el problema se encuentra en sus jugadores más importantes. Salmons aún está por debajo del 40% en tiros de campo. Derrick Rose aún parece limitado por la lesión de tobillo que sufrió en pretemporada y pierde muchos balones. Brad Miller se ha retirado extraoficialmente del baloncesto.

Los Bulls juegan cinco partidos consecutivos en casa y sólo tienen tres encuentros fuera de Chicago en lo que resta de Diciembre. Es el momento idóneo para recuperar la energía y el hambre de victoria de que han carecido durante este mes largo de competición. También lo es para tratar de fichar a Rose y Salmons mientras su valor se encuentra bajo mínimos. Dentro de un par de semanas es probable que esa oportunidad se haya esfumado.

Si tienes dudas sobre si la motivación de los Bulls ha tocado fondo, debes ver cómo defienden a Jarrett Jack mientras este se ata los cordones en pleno partido.

– El eterno lesionado Andris Biedrins está acompañando al equipo en su gira de cinco partidos fuera de casa, lo que debería indicar que su reaparición está cercana. Es posible que lo veamos jugando de nuevo la semana que viene, algo que sin duda alegrará a los managers que lo escogieron en la cuarta ronda y aún están esperando a obtener algún rédidot de aquella decisión. Mientras, Golden State continúa como siempre: el sábado, cuando nadie esperaba ya nada de él, Anthony Randolph se descolgó con 28 puntos, 13 rebotes y cinco asistencias en 35 minutos. Es un momento excelente para traspasarlo y quitarte un dolor de cabeza. Mientras, Anthony Morrow estará de vuelta tras perderse el último partido por un asunto familiar y debería recuperar su puesto como titular a pesar del buen juego de C.J. Watson. Ambos merecen estar en cualquier equipo y parecen apuestas relativamente seguras, aunque con Don Nelson nunca se sabe.

Boris Diaw logró ante los Sixers 28 puntos (10 de 12 en tiros de campo), cinco triples, cinco rebotes y dos tapones. se ha hablado bastante sobre cómo la presencia de Stephen Jackson había afectado negativamente a su producción, y la verdad es que no sé si un partido como este es una señal de que está encontrando su lugar en el equipo o el momento idóneo para ofrecerlo al resto de managers. La verdad es que sólo tengo un jugador de Charlotte en mis equipos, Gerald Wallace, y con él no hay problema que valga: durante los últimos 20 días promedia 18,0 puntos, 12,9 rebotes, 0,8 triples, 1,8 robos y 1,2 tapones con un 50% en tiros de campo y un 79% en tiros libres. Ya no me arrepiento de haberlo elegido en lugar de Josh Smith (aunque me encantaría ver qué son capaces de hacer juntos).

– Algunos regresos que han quedado por mencionar:

  • Chris Paul volvió de su lesión antes de lo esperado e hizo lo que se puede esperar de alguien que se ha perdido ocho partidos: 16 puntos, seis rebotes, 15 asistencias y ocho robos de balón (contra Jonny Flynn, eso sí). Y aún hay quien se pregunta quién es el mejor jugador fantasy. Su incorporación supuso menos tiros a canasta para Peja Stojakovic y buenos partidos de Emeka Okafor y David West. Este último debería ser el principal beneficiario de la presencia de Paul, por lo que está a punto de cerrarse la ventana de oportunidad para adquirirlo a buen precio.
  • Kevin Love ha sacado el Troy Murphy que lleva dentro y en sus dos primeros partidos de la temporada promedia 14,5 puntos, 10,5 rebotes y dos triples por partido. Recordemos que se trata de un jugador que anotó dos triples en todo el año pasado, pero siempre es bienvenida la incorporación de nuevas armas ofensivas al repertorio de cualquier jugador. De lo que podemos estar seguros es de que Love ofrecerá puntos y rebotes de manera constante y si, como ha sido el caso en una de mis ligas, lo has fichado como agente libre puede ser un movimiento que termine haciéndote campeón. Su presencia ha mejorado el juego de Al Jefferson, lo que unido a que Ryan Gomes lleva cuatro partidos buenos (23 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias en el último frente a los Jazz) debería mejorar el ánimo de los alicaidos Wolves.
  • Courtney Lee regresó hace siete partidos, lo sé, pero sólo hace cuatro que está jugando regularmente. El vierne, en la primera victoria de la temporada de los Nets, logró 27 puntos y cuatro robos en 33 minutos. Ayer frente a los Knicks jugó más (39 minutos) e hizo algo menos (cuatro puntos, cinco rebotes, un robo). Lee es un buen jugador, pero deja bastante que desear como tercera opción en ataque tras Devin Harris y Brook Lopez. No te hagas muchas ilusiones con él.

Nate Robinson no ha salido del banquillo de Nueva York desde el miércoles pasado después de que el entrenador Mike D’Antoni considerara que no estaba aportando nada positivo al equipo. La ausencia de Robinson es la ganancia de Larry Hughes y Toney Douglas. El primero ha jugado bien tres de los últimos cuatro partidos y merece un puesto en equipos que no tengan interés en competir por los porcentajes de campo. Al segundo hay que seguirle la pista. Mientras, la actitud egoista de Robinson dentro del campo están terminando por jugarle una mala pasada. En este momento es más probable un traspaso que su regreso a la disciplina del equipo. Si hay algún agente libre interesante aún disponible en tu liga, puedes pensar en deshacerte de Robinson.

Cuatro partidos esta noche, todos interesantes. Portland-New York y Golden State-Oklahoma City dejarán grandes actuaciones (¡Vamos Roy!). En el Denver-Philadelphia jugará Iverson. Y el San Antonio-Utah es el mejor de todos. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

7 diciembre 2009 at 22:00

Publicado en Fantasy NBA

Impresionante

leave a comment »

El trabajo y un puñado de tareas domésticas inaplazables me están impidiendo sacar tiempo para escribir, pero siempre es posible encontrar un minuto para dejar constancia de lo que ocurrió ayer en el Staples Center.

Los Lakers pierden por cuatro a falta de nueve segundos. Derek Fisher anota un triple (esencialmente idéntico al del cuarto partido de las Finales del año pasado) y Dwyane Wade sólo consigue un tiro libre de los dos de que dispuso, lo que deja a los Lakers dos abajo con 3,2 segundos. Se avecina una derrota tras un mal partido defensivo en el que permitirieron que los Heat lograran 123 puntos por cada 100 posesiones en la segunda mitad, una cifra estratosférica (Miami promedia 106 durante la temporada -18º de la NBA- y el líder son los Phoenix Suns con 115).

Kobe Bryant recibe el saque de banda escorado a la derecha y con Wade impidiéndole progresar hacia el centro. Veinte segundos antes había tenido un tiro a la media vuelta para empatar el partido y Wade le había puesto en una situación tan incómoda que el lanzamiento ni siquiera había tocado aro. Se resbala y hace pasos, lo que le obliga a alejarse hacia el centro de la pista. Ha perdido un tiempo precioso para intentar penetrar a canasta y lograr una canasta de dos que empate el partido. A la carrera traza un arco hacia el lado izquierdo y, a falta de seis décimas de segundo, a una pierna y con Wade encima, mete un triple contra tablero para ganar el partido. Impresionante.

Written by Daniel Raya

5 diciembre 2009 at 13:56

Publicado en Fantasy NBA

Día 36: Ray Allen recuperó el toque

leave a comment »

– En el blog Celtics Hub se preguntaban hace un par de días qué le estaba ocurriendo al tiro exterior de Ray Allen. Tras analizar todos los parámetros posibles concluían que la principal causa de preocupación residía en su lanzamiento de tres puntos, cuyo porcentaje se ha reducido en un 10%  respecto al año pasado y al promedio de su carrera. Este desacierto le ha llevado a anotar tres o más triples únicamente en 2 de los 17 partidos jugados mientras que sus intentos se han reducido de 6,1 a 4,4 por encuentro.

Para paliar esos problemas, Allen está penetrando más a canasta (el 27% de sus tiros los realiza cerca del aro, un 8% más que la pasada campaña), lo que le ha permitido que su porcentaje de tiros de campo se mantenga relativamente estable (46,4% frente al 48% anterior). El artículo concluye con algunas señales de optimismo, como que en ninguna temporada de su carrera Allen ha lanzado por debajo de un 35,1% en triples (está en un 30,1% actualmente) y que su diferencial +/- es el mejor de los Celtics, demostrando que el resto de equipos no han perdido el respecto a su capacidad para abrir el campo mediante el tiro exterior.

Quizá los Bobcats sí lo perdieron, y así les fue anoche.

A pesar de haber pasado los últimos días en el hospital cuidando de su hija diabética, Allen consiguió 27 puntos, cinco triples, cinco rebotes, cinco asistencias un robo y un tapón aprovechando los problemas de Charlotte para defender a los jugadores interiores de Boston una vez que Gerald Wallace (cinco puntos, ocho rebotes, dos asistencias, un tapón) se cargó con dos faltas en los primeros minutos del encuentro. Tan pobre fue la defensa interior de los Bobcats que Kendrick Perkins logró 21 puntos con 9 de 10 en tiros de campo (además de 12 rebotes y tres tapones), quedándose a sólo cinco puntos de su mejor marca personal y continuando con una excepcional racha de juego que le ha hecho promediar 14,4 puntos, 8,6 rebotes y dos tapones por partido en los últimos seis.

Pocos puntos se podían esperar de este encuentro, un enfrentamiento entre dos equipos de ritmo lento y fundamentalmente defensivos: Ambos equipos se encuentran a la cola de la liga en posesiones por encuentro y en  puntos permitidos por cada 100 posesiones. No es extraño que el máximo anotador de los Bobcats se quedara en 16 puntos (un Nazr Mohammed que sigue aprovechando sus minutos y que es una buena opción para cubrir el puesto de pivot en ligas con muchos equipos). Finalmente, la victoria se decidió por la diferencia inmensa en la calidad del ataque y, sobre todo, por Ray Allen. Respecto a Charlotte, no hay que sacar demasiadas conclusiones. Esperemos que Wallace, Stephen Jackson y compañía recuperen el nivel este viernes ante el mejor rival posible, los Nets.

– La defensa de los Raptors se encuentra justo en el extremo opuesto al de los Celtics y Bobcats, como puede deducirse de la gran actuación del Big Three de los Wizards anoche: Gilbert Arenas hizo uno de sus mejores partidos de la temporada con 22 puntos, tres triples, cuatro robos, nueve asistencias, un robo, un tapón y sólo una pérdida. Mientras, Antawn Jamison mantuvo contentos a sus managers con 30 puntos, 12 rebotes, un robo y un tapón y Caron Butler aportó 19 puntos, siete rebotes, tres tapones y un robo.

– Aunque la temporada de  José Calderón está siendo decepcionante, sus números no están muy lejos de los que podían esperarse de él antes del comienzo de la temporada salvando las asistencias y el porcentaje de tiros libres. Anoche lo hizo bien con 20 puntos, cuatro rebotes y cinco asistencias, pero empieza a dar la sensación de que este es el tope de Calderón como jugador. A falta de un buen escolta en los Raptors, parece que el cuerpo técnico está optando por emparejar a Calderón con el base reserva, Jarret Jack, nuestro jugador favorito con dos nombres. Anoche jugó 27 minutos y consiguió 18 puntos, dos triples y tres asistencias. Jack es una buena opción para cubrir el último puesto en el banquillo de tu equipo.

Allen Iverson ha firmado oficialmente con los Sixers. Las consecuencias fantasy son: Iverson puede transformarse en un excelente base (¡corre a ficharlo!) o durar tres partidos en el equipo, como las declaraciones de Andre Iguodala que reprodujimos ayer podían dar a entender (¡no lo cambies por un jugador valioso!). En cualquier caso, Jrue Holliday ya no tiene ningún valor, mientras que Iguodala debería ver reducidos ligeramente sus puntos y asistencias mientras mejora su porcentaje de tiros de campo. Del resto del equipo, el principal afectado debería ser Thaddeus Young, ya que el salario y la jerarquía de Elton Brand hacen difícil que sean suyos los tiros a canasta que ahora consumirá Iverson. Y sí, ya puedes buscarle sustituto a tu recién fichado Willie Green.

Kevin Love ha comenzado a entrenar tras su fractura en la mano, pero aún le quedan unos días para recuperar la forma y volver a las pistas. Si algo hemos aprendido de Andrew Bogut es que ese tipo de noticias suelen estar equivocadas. Si está disponible en tu liga, ficha a Love YA.

Hoy tengo que dejarlo antes de tiempo, imponderables obligan. Nos vemos mañana.

Written by Daniel Raya

2 diciembre 2009 at 21:19

Publicado en Fantasy NBA