Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Día 31: Dwight Howard se pone agresivo

leave a comment »

Anoche me quedé a ver el Atlanta-Orlando. Al principio pensaba que era Orlando-Atlanta, ya que el equipo de casa jugaba con la equipación de fuera. Supongo que sería algo relacionado con el Día de Acción de Gracias o el clásico error del utillero que le cuesta el puesto de trabajo. Algo así.

Los Magic llegaron al intermedio perdiendo 51-39. Hasta ese momento el equipo había centrado su ataque en Vince Carter forzando penetraciones a canasta como si siguiera jugando en los Nets mientras Dwight Howard parecía incapaz de salvar el dos contra uno que los Hawks le tenían preparado cada vez que recibía el balón. El mal movimiento de balón y la floja defensa de las transiciones frente al potente ataque de los Hawks hundieron a Orlando durante los últimos nueve minutos del segundo cuarto, periodo en el que Orlando solo anotó siete puntos.

Tras el descanso, los Magic incrementaron la presión defensiva y transformaron una desventaja de dos dígitos en una victoria por 17 puntos, 93-76, ante unos Hawks que habían ganado sus primeros siete partidos en casa por una diferencia media de 13 puntos.

El entrenador de los Magic Stan Van Gundy desafió a Howard en el intermedio a ser más agresivo en ataque y dió instrucciones al resto del equipo para que le pasaran en cada posesión. Howard respondió dominando a Al Horford (dos puntos, nueve rebotes), que es un ala-pivot disfrazado de pivot, y terminó con 22 puntos (9 de 14), 17 rebotes, tres asistencias y cuatro tapones. Vince Carter anotó 21 puntos con tres triples y nueve rebotes, pero fue cuendo asumió un papel secundario (12 tiros a canasta en la primera parte por seis en la segunda) cuando el equipo mejoró. Jason Williams subía el balón, daba el primer pase y se apartaba para que sus compañeros crearan la jugada como si estuviera exhausto (cero puntos y tres asistencias en 26 minutos) mientras que su suplente Anthony Johnson consiguió de forma repetida e incomprensible tirar sin oposición a tres metros de la canasta para terminar con 17 puntos (6 de 10) y tres asistencias.

Joe Johnson lideró a Atlanta con 22 puntos (9 de 21 en tiros, sólo cinco puntos tras el descanso), tres triples, siete rebotes, dos asistencias y tres robos, pero el equipo sólo anotó 25 puntos en la segunda mitad, incapaces de encontrar buenos tiros a canasta. Los Magic estuvieron excelentes impidiendo que los Hawks cogieran rebotes ofensivos, un aspecto en el que llegaban al partido como el tercer mejor equipo de la liga. Mike Bibby no mostró secuelas de su lesión en el tobillo (10 puntos, dos triples, cionco asistencias en 31 minutos) e hizo un buen trabajo en la primera mitad. Marvin Williams (siete puntos -3 de 7-, un rebote, tres asistencias) fue elegido en el draft antes que Deron Williams y Chris Paul.

En el otro partido de la noche, Utah aplastó al circo ambulante de los Chicago Bulls por 105-86 con Carlos Boozer en plan estrella frente a una de las defensas interiores más blandas de la liga. Los Lakers, Nuggets, Blazers y ahora los Jazz se han aprovechado de forma casi sucesiva de esa incapacidad para impedir que jugadores altos de todo talento y condición campen a sus anchas en la zona de Chicago. Si el lunes Greg Oden les hizo 24 puntos y 12 rebotes, anoche Boozer logró 28 puntos (¡12 de 14 en tiros de campo!), ocho rebotes, cinco asistencias, un robo y tres tapones en un equipo que nunca los pone (los ocho totales de ayer son el record de la temporada).

Tras el partido, Deron Williams dijo de Boozer: “puedes ver que ha vuelto al nivel al que estaba hace un par de años cuando era All-Star. Espero que pueda seguir jugando así porque lo está haciendo muy bien a ambos lados de la pista”. Contra el pobre Taj Gibson, si se me permite añadir.

Boozer y Mehmet Okur, que regresaba tras sufrir la gripe y consiguió 14 puntos, dos triples y dos rebotes, fueron suficientes para neutralizar a Joakim Noah (seis puntos, nueve rebotes, cinco faltas), cuya soledad comienza a dar lástima. No ayuda que Tyrus Thomas esté de baja con un brazo roto, pero aún así.

Deron Williams finalizó con 21 puntos (9 de 11) y seis asistencias mientras que Ronnie Brewer (15 puntos, seis asistencias, dos robos) y Paul Millsap (12 puntos, nueve rebotes, dos tapones) también estuvieron a buen nivel. Wes Matthews sigue estando sin estar.

En los Bulls, el guión de la temporada: Muy bien Luol Deng, que hizo 26 puntos (8 de 20), un triple, ocho rebotes y cuatro robos de balón, discreto Derrick Rose (19 puntos -9 de 17- cuatro rebotes, dos asistencias, cero robos de balón) y continúa transmutado en DeShawn Stevenson el jugador anteriormente conocido como John Salmons (nueve puntos -4 de 11-, cinco asistencias, tres robos de balón).

En noticias varias sobre lesiones, Kirk Hinrich no pudo jugar por una lesión en el pulgar que parece seria;  Ben Gordon es seria duda para esta noche por un esguince de tobillo; Kyle Korver aún deberá esperar otra semana para volver a jugar tras la operación de rodilla a la que fue sometido al final de la pretemporada y después está lo de Louis Williams. Ayer, para suponer el tiempo que podría mantenerse de baja por su fractura de mandíbula lo asimilé a la lesión similar que sufrió Hasheet Thabeet y dije que podrían ser un par de partidos. Casi acerté: Williams ha necesitado una operación y deberá esperar ocho semanas antes de volver a las pistas. Si necesitas un base, corre a comprobar la disponibilidad de Jrue Holiday, aunque también podrían beneficiarse de su ausencia con algunos minutos extra Jason Kapono, Rodney Carney y Willie Green. De igual forma, la ausencia de Elton Brand (isquiotibial), sobre el que no hay nuevas noticias, debería incrementar la responsabilidad ofensiva de Thaddeus Young.

Mike Dunleavy podría debutar nueve meses después de sufrir una lesión de rodilla. No tengo ni idea del nivel al que actuará Dunleavy y si su presencia se hará sentir en el rendimiento de Dahntay Jones y el resto de aleros de Indiana. Lo que es cierto es que mientras Danny Granger continúe en el dique seco por un esguince de rodilla y sin plazo estimado de recuperación, Dunleavy contará con minutos para volver a coger la forma. Si te gusta el riesgo, prueba a ficharlo.

Shaquille O’Neal (hombro) dice que jugará esta noche. Para mi es suficiente.

Doce partidos esta noche, con algunos interesantes como Washington-Miami o Atlanta-Philadelphia, pero el partido de la jornada es el New Jersey-Sacramento. Si los Nets, que llegan con un record de 0-15, no logran ganar a los Kings, y teniendo en cuenta que sus dos próximos partidos son contra los Lakers y los Mavericks, pueden dar por hecho que se convertirán en el equipo con el peor inicio de la historia de la NBA, superando el 0-17 que comparten los Miami Heat de la temporada 1988-89 y Los Angeles Clippers de 1999.

¡Vamos, Brook!

Written by Daniel Raya

27 noviembre 2009 a 17:44

Publicado en Fantasy NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: