Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Día 17: Duelo de agentes libres

leave a comment »

Únicamente dos encuentros anoche. Como siempre, el enfrentamiento entre los Cavaliers y los Heat estuvo centrado en LeBron James y Dwyane Wade, los dos premios gordos del próximo verano y que en un sueño loco de Donnie Walsh estarán vistiendo la camiseta de los Knicks dentro de once meses. Ja. Miami ha comenzado la temporada muy bien, con una aportación especialmente inspirada de Quentin Richardson y Jermaine O’Neal y la tercera mejor defensa de la NBA, pero con la actual plantilla y la incertidumbre que rodea a su megaestrella, más de uno apuesta a que antes o después volverán a la zona media de la tabla. Sin embargo, el partido de anoche dejó la sensación de que los Heat pueden competir con cualquiera, y fue necesaria una actuación prodigiosa de James en el último cuarto para que los Cavs se llevaran el partido.

Las estadísticas de ambos jugadores fueron excepcionales: LeBron James finalizó con 34 puntos (8 de 20 en tiros de campo y un decisivo 16 de 18 en tiros libres), dos triples, cuatro rebotes, siete asistencias, dos robos y un tapón mientras que Wade logró 36 puntos (9 de 21 en tiros de campo, 15 de 21 en tiros libres), tres triples, cuatro rebotes, cinco asistencias y dos tapones. También hizo esto. Entrevistado durante el encuentro, James declaró que tenía la intención de cambiar el número de su camiseta la próxima temporada del 23 al 6 que usó en los Juegos Olímpicos como una señal de respeto hacia Michael Jordan, que estaba presente viendo el encuentro, y de paso ganar unos cuantos dólares extra con las ventas. Esto último creo que no lo dijo.

Michael Beasley jugó un buen partido para variar, mucho mejor en la posición de ala-pivot que en la de alero. Alguien debería decirle a este tipo que siguiera el ejemplo de Josh Smith y dejara de lanzar de tres. A pesar de todo, anoche le entraron los tiros y consiguió 24 puntos (9 de 17 en tiros de campo), dos triples (2 de 5), seis rebotes, dos robos y un tapón. Frente a él se encontraba el sorprendente (y probablemente sorprendido) nuevo cuatro titular de los Cavaliers, J.J. Hickson. Más atlético y menos aguerrido que Anderson Varejao, Hickson funciona cuando Cleveland se enfrenta a equipos con ala-pivots rápidos. En su tercer partido saliendo desde el inicio finalizó con 18 puntos (7 de 9), cuatro tapones, un robo y un tapón, aniquilando de paso el valor de Varejao que se quedó en dos puntos y cinco rebotes. No creo que merezca la pena fichar a Hickson por ahora, pero sí seguir su progresión.

Los Suns jugaron su séptimo partido en diez noches, Steve Nash dió la impresión de tener 35 años y a pesar de un comienzo sensacional de liga no tuvieron opción ante unos descansados Lakers. En un partido que ya estaba resuelto al intermedio destacaron los asiduos a los minutos de la basura: Louis Admunson (10 puntos, nueve rebotes), Earl Clark (10 puntos, ocho rebotes), Josh Powell (14 puntos, un triple, siete rebotes) y compañía. Por los Lakers volvió Andrew Bynum de su lesión en el codo (aún siente molestias) para lograr 26 puntos, 15 rebotes y tres tapones frente a Channing Frye, que ni siquiera intentó frenarlo. Su regreso y el de Pau Gasol (cuando quiera que eso ocurra) reducirá el valor de Ron Artest y Lamar Odom, así que este es un buen momento para tratar de vender a ambos.

En un equipo en el que todo el mundo es capaz de anotar triples (Frye, te estoy mirando a ti), el papel de Leandro Barbosa en Phoenix se está reduciendo hasta convertirlo en un jugador inservible a efectos fantasy. Anoche hizo nueve puntos, un triple, tres rebotes y una asistencia en 19 minutos, y jugó menos que Clark o Goran Dragic. En especial la irrupción de Jared Dudley le está haciendo daño. Dudley consiguió 14 puntos, tres triples y seis rebotes y se está transformando en un especialista en triples al que merece la pena seguir. Todo lo contrario que Barbosa: Mientras Jason Richardson no se lesione deberías plantearte hundirlo en el banquillo o cambiarlo por algún agente libre interesante.

Nueve partidos esta noche. No sé si prefiero el Lakers-Denver, reedición de las Finales de Conferencia del año pasado, o el Golden State-New York, reedición de “Los albóndigas en remojo” y sus simpáticos perdedores. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

13 noviembre 2009 a 15:44

Publicado en Fantasy NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: