Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Día 10: Carlos Boozer recuperó la motivación

leave a comment »

A mitad de la temporada pasada y mientras se recuperaba de una lesión, Carlos Boozer anunció  que optaría por convertirse en agente libre durante el verano. Desde aquel momento, los Jazz comenzaron a hacer planes de futuro. Dieron a Paul Millsap rango de segunda opción en ataque y este respondió jugando como una bestia. El equipo entró en una dinámica ganadora.

Cuando Boozer regresó a falta de 25 partidos todo cambió. Parecía que el jugador y el equipo ya seguían caminos separados y sus intereses no coincidían. Los Jazz querían dar minutos a Millsap mientras que Boozer necesitaba demostrar que se encontraba recuperado para conseguir un buen contrato. Nada funcionó.

Llegó el verano y Boozer no rescindió unilateralmente su contrato. Los Jazz renovaron a Millsap para que fuera su ala-pivot titular, solo que no podía serlo. Los salarios se dispararon. Boozer hizo declaraciones en las que atacaba a sus compañeros, decía que no formaba parte del futuro de la franquicia y exigía ser traspasado. Y, a pesar de todo, al comienzo de la liga continuaba en los Jazz.

Ni su arrepentimiento ni el trabajo de Jerry Sloan consiguieron que los Jazz cambiaran de dinámica. El ambiente en el vestuario se iba envenenando, el rendimiento de Boozer y Millsap cayó en picado y los Jazz terminaron perdiendo hace dos noches un partido que tenían ganado frente a los Mavericks. Dirk Nowitzki les anota 29 puntos sólo en el último cuarto. Deron Williams sólo da dos asistencias en ese encuentro, convirtiéndose en el principal referente ofensivo del equipo en una demostración de que no confía en sus compañeros. Son varios los periodistas que recomiendan traspasar a la mitad del equipo y empezar de nuevo.

En estas circunstancias, los Jazz se enfrentan a unos Spurs que llegan tras descansar durante cinco días y las señales son ominosas. El equipo se prepara para lo peor.

Y Carlos Boozer hace su mejor partido de la temporada: 27 puntos (12 de 20 en tiros de campo), 14 rebotes, tres asistencias, dos robos y dos tapones. Los Jazz ganan 113-99. La presión se alivia. La afición pasa de abuchearle a corearle. El siguiente partido es contra Sacramento, donde se puede continuar con la dinámica positiva.

Pero los problemas de los Jazz son demasiado profundos para cambiar de un día para otro. He evitado tener en mis equipos a Boozer o Millsap (nueve puntos, seis rebotes en 26 minutos), pero si contara con uno de ellos tendría que decidir si aguantarlo hasta que Boozer sea traspasado a un destino en el que pueda volver a ser el que era y Millsap disponga de minutos, o venderlo tan pronto como hiciera un gran partido. Probablemente no tendría paciencia y me decantaría por la segunda opción. Si Boozer estuviera en mi equipo, se lo ofrecería hoy a toda la liga.

Además de Boozer, Deron Williams jugó muy bien y a punto estuvo de hacer un triple-doble: 27 puntos (11 de 19), siete rebotes, nueve asistencias, un robo y un tapón. El rookie Wes Matthews logró 12 puntos en 24 minutos restándole tiempo de juego a Ronnie Brewer. Por ahora no significa nada, pero apuntamos su nombre.

Poco que destacar en los Spurs: regresó Antonio McDyess después de pasar la gripe y salió desde el banquillo para terminar con seis puntos y cuatro rebotes en 22 minutos. Por ahora Matt Bonner mantendrá la titularidad, dejando a McDyess con un valor fantasy residual. Como viene siendo habitual cuando los Spurs reservan a Tim Duncan, DeJuan Blair consiguió casi un doble-doble con 14 puntos y nueve rebotes en 21 minutos.

Los Bulls tienen su propio Caso Boozer en Tyrus Thomas. El club no le ha ofrecido una extensión de contrato y en los últimos días ha mostrado sus diferencias con el entrenador Vinnie Del Negro y se ha enfrentado delante del resto de compañeros a Lindsay Hunter, uno de los capitanes del equipo. Antes del partido de anoche frente a los Cavaliers se esperaba que Thomas no viajara a Cleveland tras haberse perdido el entrenamiento previo (oficialmente por gripe, aunque se sospechaban razones disciplinarias e incluso un inminente traspaso).

A pesar de ello, se presentó en Cleveland y dijo que trataría de jugar a pesar de sentir fiebre y náuseas. Del Negro lo sacó a la pista en el primer cuarto pero sólo jugó un total de 12 minutos, con seis puntos (3 de 6), un rebote y un tapón. Las buenas noticias para él son que demostró su compromiso con la franquicia. Las malas, que su sustituto en el puesto de ala-pivot titular, el rookie Taj Gibson, logró unos decentes 11 puntos (5 de 12), siete rebotes, un robo y un tapón. Sigo confiando en Thomas, que también tuvo un mal comienzo de liga el año pasado, e incluso estoy tratando de ficharlo para mis equipos ahora que su valor está por los suelos.

A pesar de que Chicago ganó, Derrick Rose continuó con sus problemas en ataque y sólo anotó 6 de 15 en tiros de campo para terminar con 14 puntos, además de 11 asistencias. Da la sensación de que no está recuperado de la lesión de tobillo que se produjo en pretemporada, y de hecho no juega más de 30 minutos por noche. Mejorará.

Poco de lo que hablar en los Cavaliers, con LeBron James destacado (25 puntos, siete rebotes, seis asistencias y un esguince leve de tobillo), Anderson Varejao ofreciendo solidez (12 puntos, 13 rebotes) y Zydrunas Ilgauskas en declive (dos puntos -0 de 9-, ocho rebotes y un tapón en 21 minutos).

Otras noticias

Devin Harris podría perderse dos semanas, incluso cuatro, por su lesión de abductor. Mientras tanto, Rafer Alston es nuestro hombre y sólo podemos confiar en que no tenga muchas noches horribles en el tiro.

Por si la ausencia de Harris no fuera suficiente para los Nets, Chris Douglas-Roberts es duda para el partido ante los Sixers por la gripe. Si no puede jugar, espero un buen partido de Terrence Williams.

Vince Carter (tobillo) también es duda ante los Pistons. Su entrenador Stan Van Gundy no cree que pueda disponer con él, así que probablemente J.J. Redick sea titular una vez más.

Andrew Bynum (codo) no jugará frente a los Grizzlies. Lamar Odom y D.J. Mbenga formarán el juego interior de los Lakers. Si estás absolutamente desesperado por tapones y tienes un puesto libre. Mbenga es una opción.

Kevin Martin (fractura en la muñeca izquierda) optará hoy por ser operado, escayolado o jugar con el dolor. En los dos primeros casos se perderá entre seis y ocho semanas, mientras que en el último habrá que ver cómo la lesión influye en su rendimiento. Si se pierde algún partido, espera un papel más importante de Beno Udrih y Tyreke Evans.

Trece partidos hoy, con el muy esperado Cleveland-New York, el único partido que jugará LeBron James esta temporada en el Madison Square Garden, Toronto-New Orleans en el que veremos si José Calderón despierta frente a Chris Paul, y un duelo en la parte baja entre Milwaukee-Minnesota en el que podrá lucirse nuevamente el poderoso Oleksiy Pecherov.

Written by Daniel Raya

6 noviembre 2009 a 13:13

Publicado en Fantasy NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: