Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Día 7: Kevin Martin contra todos

leave a comment »

Las lesiones hicieron que Kevin Martin cayera en muchos drafts hasta la tercera ronda. Es comprensible, se ha perdido 52 partidos en las dos últimas temporadas y nadie quiere ver a uno de sus jugadores más importantes con el culo pegado al banquillo.

Pero este tipo sabe anotar, vaya si sabe. Anoche contra los Grizzlies, prórroga incluida, se mostró imparable. Tras finalizar el encuentro, y después de haber descansado únicamente 33 segundos de los 53 minutos posibles, en su estadística aparecían 48 puntos (14 de 27 en tiros de campo y un extrañamente mediocre para Martin 13 de 18 en tiros libres), siete triples, cinco rebotes, cuatro asistencias y cuatro robos. 48 puntos con sólo 27 lanzamientos, una efectividad que es la razón por la que los rankings fantásticos adoran a Martin.

El resto de titulares de Sacramento no ayudaron a la causa. Es difícil entender qué hace Desmond Mason para merecer los minutos que juega. Sean May tiene sobrepeso. Tyreke Evans (tres puntos, tres rebotes, cuatro asistencias) está teniendo un ingreso en la NBA traumático. Intenta anotar o crear juego pero no parece encontrar la manera de hacer ninguna de las dos cosas de forma consistente. Jason Thompson (siete puntos, cinco rebotes) tuvo una mala noche.

Sin embargo, el banquillo estuvo espléndido. Spencer Hawes tuvo un partido fantástico: 21 puntos, 11 rebotes, siete asistencias y dos tapones en 43 minutos, suficiente para que Paul Westphal declarara que se va a replantear su vuelta a la titularidad. Omri Casspi (15 puntos, tres triples, cuatro rebotes) merece más tiempo de juego, el equipo jugó mucho mejor con Beno Udrih (16 puntos, dos triples, cuatro rebotes, seis asistencias) dirigiéndolo que con Tyreke Evans y Andrés Nocioni (13 puntos, tres rebotes) lo hizo bien pero sigue sin merecer estar en nuestros equipos fantasy.

En los Grizzlies, Marc Gasol logró 16 puntos, 16 rebotes, tres asistencias y dos tapones en 49 minutos de juego. El tiempo extra hace que haya que tomar esos números con precaución, a pesar de lo cual Gasol ha entrado en la élite de los pivots de la liga y tiene intención de quedarse (promedia 19,5 puntos y 12,5 rebotes en los primeros cuatro partidos de liga). Su suplente Hasheet Thabeet jugó 54 segundos.

El equipo de Memphis está lleno de anotadores. Finalizaron con 116 puntos y el mejor asistente fue Mike Conley (13 puntos, tres rebotes, seis asistencias). ¿El resto de titulares? Lo suyo es lanzar a canasta. Zach Randolph logró 30 puntos (12 de 21), 16 rebotes y nada más, Rudy Gay unos poco eficientes 21 puntos (9 de 23) , 13 rebotes, dos triples, dos robos y un tapón, y O.J. Mayo, 22 puntos (9 de 21), dos triples, cuatro rebotes y cinco asistencias.

Y, por si fuera poco, debutó Allen Iverson.

Jugó 18 minutos en los que anotó 11 puntos, una cifra normal para alguien que se lesionó en pretemporada tras tres entrenamientos y desde entonces se ha perdido todos los partidos disputados por su equipo. Pero esa no es la opinión de Iverson. Tras el encuentro, declaró que él no es un jugador reserva, que nunca lo ha sido a lo largo de su carrera ni piensa aceptar ese rol, que la gente mire lo que ha conseguido a lo largo de los años y que vean que él no es un suplente. Que mientras estaba en el campo sus compañeros no eran conscientes de que estaba allí, que se encontraba solo para tirar y nadie le pasaba. Que mientras los Grizzlies sean un equipo perdedor, él quiere estar en el campo para remediarlo.

Uff. Este tío es imbécil.

Durante el verano, ningún equipo quiso a Iverson y tuvo que conformarse con una oferta de última hora de los Grizzlies. Cualquiera diría que eso le habría dado una lección de humildad, pero no ha sido así. Los Grizzlies ahora tienen un problema, uno que ellos mismos crearon sin necesidad, y no sé cómo lo van a solventar. Sí parece, de entrada, que el jugador al que más daño hizo su presencia fue a Mike Conley. Sin embargo, antes o después también O.J. Mayo verá sus minutos y tiros a canasta reducidos. Puede que Iverson se convierta en la referencia en ataque de los Grizzlies y anote 25 puntos por partido. O puede que se lesione de alguna ficticia molestia en la espalda y no vuelva a jugar en lo que resta de temporada. Lo que sabemos es que no aguantará mucho tiempo saliendo desde el banquillo. Todo esto tiene muy mala pinta.

Además de las de este partido, hubo otras actuaciones destacadas:

Gerald Wallace consiguió 24 puntos, 20 rebotes, cuatro robos y un tapón en la victoria ante los Nets por 79-68. Las crónicas dicen que fue uno de los peores partidos de la historia de la liga, lo que es mucho decir. Los Bobcats tienen un ataque espantoso y a pesar de que Wallace es su referente (es el jugador que más minutos juega por partido de la NBA), el entorno terminará afectando a su juego. Yo lo tengo en varios equipos, y si pudiera traspasarlo por algún jugador elegido en la segunda ronda del draft, lo haría.

Chris Kaman mantuvo su excepcional nivel de comienzo de temporada al lograr 25 puntos (10 de 15 en tiros de campo), 11 rebotes y dos tapones. Sus promedios actuales de 22,6 puntos, 10,2 rebotes y 1,8 tapones debe hacer que sus managers estén radiantes. Con el regreso de Blake Griffin este tipo de actuaciones se harán más infrecuentes, pero aún falta más de un mes para que eso ocurra. Aprovéchalo un par de semanas y después trata de venderlo a buen precio.

A pesar de verse superado en defensa por Kaman, Emeka Okafor terminó con 24 puntos, 10 rebotes y tres tapones. Su inicio de temporada está siendo tan bueno que incluso lleva un 83,3% en tiros libres a pesar de que su promedio como profesional es de un 59,8%.

Chris Paul estuvo a su nivel habitual: 32 puntos ( 12 de 18 en tiros de campo, 29 puntos en la segunda parte), cuatro triples y 13 asistencias, a pesar de lo cual los Hornets perdieron ante los Knicks. El lamentable nivel de sus compañeros parece que está haciendo mella en el ánimo del jugador: anoche golpeó a Al Harrington en la cabeza mientras luchaban por un balón, y en el partido anterior ya se las tuvo con Rajon Rondo. La NBA está revisando ambos incidentes, y aunque no es probable que lo sancionen, sí parece quedar claro que su nivel de frustración está creciendo alarmantemente. Los Knicks no consiguieron pararle, terminó con una estadística espectacular y, pese a todo, perdieron. Considerando las circunstancias, yo también estaría frustrado.

Larry Hughes fue titular contra pronóstico y logró 20 puntos (8 de 13), seis rebotes y dos triples. Para managers que necesiten puntos y robos de balón a corto plazo, tiene su valor. Hubo un tiempo en que Hughes era un buen jugador, pero hace tiempo que cada buena actuación es seguida por una noche con 12 puntos en una serie de 4 de 17 en tiros de dos. Yo paso de él, pero comprendería que lo ficharas.

Esta noche nueve partidos, con unos interesantes Phoenix-Miami, Boston-Philadelphia y Milwaukee-Chicago.

Written by Daniel Raya

3 noviembre 2009 a 22:06

Publicado en Fantasy NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: