Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Día 5: Nos encantan las prórrogas

leave a comment »

Pocas cosas sientan mejor a un manager fantástico que ver cómo sus jugadores deben jugar una prórroga. Recordemos una premisa básica de este juego: la estadística más importante son los minutos. Todo jugador con suficiente tiempo en cancha ofrecerá algún valor (salvo Bruce Bowen, claro).

Los New York Knicks anotaron 41 puntos en el último cuarto y 71 en la segunda parte para remontar un partido que los Philadelphia 76ers parecían tener controlado. Una entrada de Chris Duhon a cinco segundos del final llevó el partido a la prórroga, donde los Sixers aplastaron a los Knicks 19-5 y se llevaron el encuentro por un resultado final de 141-127. Esta alegría anotadora provocó varias actuaciones muy destacadas. Después de anotar un total de 27 puntos en sus dos primeros partidos, Andre Iguodala terminó con 32 puntos (12 de 21 en tiros de campo), 11 rebotes, siete asistencias y un robo en 45 minutos. Iguodala tiene sus problemas como jugador fantasy (mal porcentaje de tiros libre, muchas pérdidas de balón) pero su capacidad para aportar puntos, rebotes, asistencias y robos está entre la élite de la liga. Louis Williams estuvo cerca de lograr un triple doble en sus 42 minutos de juego, consiguiendo 27 puntos (10 de 12 en tiros de campo, 7 de 8 en tiros libres), 10 rebotes, siete asistencias y un robo de balón. Una actuación fabulosa que aunque hay que tomar con cierta precaución (jugó más minutos de los habituales y lo hizo frente a los Knicks), muestra que Williams tiene el potencial de ser algo más que un simple anotador. En el juego interior, la tónica habitual: Elton Brand falto de adaptación y por debajo de lo esperado (16 puntos, siete rebotes, dos robos, cero tapones), Samuel Dalembert intrascendente y con problemas de faltas (cinco puntos y cuatro rebotes en 19 minutos) y Marresse Speights (20 puntos, 10 rebotes, dos asistencias y dos tapones en 30 minutos) amenazando seriamente la titularidad de Dalembert. Si este o Brand se lesionan, Speights será el Paul Millsap de esta temporada. Busca un sitio en tu equipo y hazte con él.

En los Knicks la noticia fue la inclusión en el quinteto titular de Danilo Gallinari en el puesto de ala-pivot que venía ocupando Al Harrington. El italiano respondió con 30 puntos y 9 de 22 en tiros de campo (8 de 16 en triples) en 41 minutos, demostrando no sólo que es un excelente tirador de larga distancia sino que Mike D’Antoni le ha dado carta blanca para que lance siempre que pueda. Por ahora Gallinari aporta muy poco en otras estadísticas, pero sus espectaculares registros en triples (seis anotados por partido en lo que llevamos de temporada) hacen que él sólo pueda hacerte ganar esa categoría. Ni que decir tiene que si aún sigue disponible deberías ficharlo ya. Mientras tanto, Al Harrington respondió a su vuelta al banco con 42 puntos (máximo personal y record para un suplente en los Knicks) con 16 de 22 en tiros de campo y 9 de 11 en tiros libres, un triple, seis rebotes y dos asistencias en 36 minutos. Harrington ya salía desde el banquillo la temporada pasada y se siente cómodo en ese papel. Aunque este partido fue excepcional por las prórrogas y porque David Lee sólo jugó 23 minutos, no dudes en seguir contando con él sea o no titular.

Nate Robinson sufrió un esguince en el tobillo derecho y se marchó del campo con muletas, lo que no indica nada bueno. Aprovechando su ausencia, Larry Hughes hizo un gran encuentro con 18 puntos, cinco rebotes, seis asistencias, cuatro robos, un tapón y cuatro balones perdidos en 39 minutos. Hughes no había salido del banquillo en los dos partidos anteriores y recibió el abucheo del público al anuciarse su entrada al campo, a pesar de lo cual anotó 7 de 11 intentos y se mostró en buena forma de partido. Los años han demostrado que se trata de un jugador en el que no se puede confiar, pero la lesión de Robinson le abre un hueco en la rotación y talento no le falta para aprovecharlo. Si estás pensando en sustituir a alguien en tu equipo, la apuesta por Hughes puede terminar dándote beneficios a corto plazo.

Brandon Roy fue el MVP fantasy de la noche con 42 puntos (12 de 20 en tiros de campo, 13 de 13 en tiros libres), cinco triples, seis rebotes, cuatro asistencias y un robo, justo lo que esperan de él los managers que lo eligieron para sus equipos al final de la primera ronda del draft o principio de la segunda. Su actuación, junto a la de LaMarcus Aldridge (27 puntos -13 de 16 en tiros de campo- cuatro rebotes, dos asistencias, cero tapones), no fue suficiente para que Portland venciera a los Rockets. Aldridge ha comenzado la temporada de forma mediocre, y su insistencia en lanzar desde media distancia le impide buenas posiciones de rebote ofensivo o sacar faltas personales (1 de 3 en este encuentro). Aunque esperamos que incremente su nivel, si tienes la posibilidad de traspasarlo por un jugador interior más completo te aconsejo que lo pienses.

En el infierno de los bases de los Blazers, Steve Blake fue titular (dos puntos -1 de 4 en tiros- y seis asistencias) pero Andre Miller lo hizo mucho mejor desde el banquillo, terminando con 15 puntos, cinco rebotes y dos asistencias. No me canso de decir que Miller será titular antes o después y que ahora es un momento idóneo para hacerle una oferta a su manager, que estará dispuesto a traspasarlo por casi nada.

Gilbert Arenas cada vez se parece más a la estrella de la NBA que era hace tres temporadas y los managers que lo eligieron en tercera ronda deben estar frotándose las manos. 32 puntos (9 de 13 en tiros de campo, 11 de 12 en tiros libres), tres triples, incluido uno desde medio campo al final del primer cuarto, siete asistencias y tres balones perdidos para Arenas. Por su parte, Andray Blatche parece cómodo en su papel saliendo desde el banquillo y continúa ofreciendo buenas actuaciones. Ni Yi Jianlian ni Eduardo Nájera pudieron hacer gran cosa para deternerlo y finalizó el partido con 30 puntos (15 de 18 en tiros de campo), seis rebotes, dos asistencias, un robo y un balón en sólo 27 minutos. Su papel se reducirá cuando regrese Antwan Jamison, pero mientras tanto aprovéchalo todo lo que puedas.

Rafer Alston hizo un buen partido supliendo a Devin Harris, que se perderá también el próximo encuentro por una lesión en el abductor. Sus 20 puntos, tres triples, ocho asistencias, un robo y cuatro tapones demuestran que con minutos sería un jugador útil y que tiene valor a cortísimo plazo mientras Harris siga lesionado.

Chris Douglas-Roberts aprovechó también la ausencia de Harris para firmar su primer buen partido del año (25 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias) y tendrá cierto valor durante toda la temporada como tercer escolta en cualquier equipo. Delonte West puede cumplir también ese papel tras regresar a los Cavaliers, donde saldrá desde el banquillo como escolta suplente de Anthony Parker. Anoche hizo 13 puntos con 5 de 7 en tiros de campo, un triple y dos asistencias.

Charlotte Bobcats es un equipo decente en defensa pero asombrosamente malo en ataque. Debemos ir acostumbrándonos a muchas noches en las que superan por los pelos los 80 puntos (ayer ni eso, 78), lo que daña el  la producción de sus jugadores. De forma genérica, si tienes algún jugador de los Bobcats, plantéate traspasarlo por otro similar pero que juegue en un entorno más favorable.

Ben Wallace sigue sorprendiendo en este comienzo de temporada. Su puesto como titular se está consolidando y si necesitas un especialista en rebotes puede ser tu hombre. Eso sí, aparte de algún robo o tapón ocasional, no podrás pedirle absolutamente nada más. Kwame Brown, que en pretemporada estaba previsto que fuera el pivot titular, aún no está plenamente recuperado de una lesión en la mano y cuando eso ocurra puede hacer insignificante el papel de Wallace. Hasta entonces, Wallace tendrá su sitio en algunos equipos.

Al fin vimos un buen partido de Spencer Hawes, que consiguió 22 puntos (8 de 15 en tiros de campo), 10 rebotes y cinco balones perdidos en 25 minutos durante la derrota de los Kings ante los Spurs. Sean May, el ala-pivot que cubre el puesto de pivot en el quinteto titular, terminó únicamente con cuatro puntos y dos rebotes en 16 minutos y debería tener sus días contados en ese papel, aunque por ahora no hay noticia de que Paul Westphal vaya a cambiar esa alineación disfuncional.

Chris Kaman se aprovechó de la lentitud de Eric Dampier para lograr la máxima anotación de su carrera, 27 puntos, además de 11 rebotes, tres asistencias, un robo y dos tapones. Kaman ha empezado la temporada espectacularmente y se está aprovechando de la ausencia de Blake Griffin. Es la única luz en unos Clippers llenos de sombras: Van 0-4 en lo que llevamos de temporada y Mike Dunleavy ha comenzado a enviar señales preocupantes a sus jugadores, como dejar sentados en el banquillo durante todo el último cuarto a Baron Davis y Al Thornton. Habrá que prestarle atención a cómo se desarrolla esta telenovela en Los Angeles.

Siete partidos esta noche, con unos interesantes Orlando-Toronto, Memphis-Denver y un Atlanta-Los Angeles Lakers en el que tampoco estará disponible Pau Gasol.

Manu Ginobili cazó un murciélago al vuelo que había entrado en el AT&T Center el día de Halloween. Mejor podríamos decir que lo destruyó. Fue una gran demostración de la coordinación ojo-mano de Ginobili, pero no sé qué opinará la protectora de animales de todo esto.

Eso es todo por hoy, buen puente a quien lo tenga y nos vemos mañana.

Written by Daniel Raya

1 noviembre 2009 a 13:48

Publicado en Fantasy NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: