Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Archive for noviembre 2009

Día 34: Apreciando a los Rockets

leave a comment »

– Los Rockets perdieron ayer a Luis Scola en la primer jugada del partido frente a Oklahoma City después de que Etan Thomas le golpeara en un ojo. Sin él, y con las ya recurrentes bajas de Yao Ming y Tracy McGrady, a Houston se le ponía el partido muy cuesta arriba. Tres faltas rápidas obligaron a Carl Landry, el sustituto natural de Scola, a volver al banquillo. Al descanso llegaron nueve puntos abajo. Y a pesar de todo, ganaron.

La razón por la que los Rockets van 9-8 y se encuentran en puestos de playoffs no es su intensidad, su esfuerzo, su sacrificio o cualquier otro cliché que quiera usarse cuando un equipo juega por encima de lo esperado. Bueno, sí lo es, pero no sólo eso. El éxito les llega por la complementariedad de sus jugadores y por la inteligencia que muestran a la hora de elegir sus tiros a canasta.

La construcción de su plantilla es responsabilidad del general manager Daryl Morey, probablemente el más destacado de la nueva hornada de managers que basan sus decisiones tanto o más en las estadísticas que en la observación del juego. Su criterio es que todos los jugadores del equipo son valiosos, aunque únicamente realicen una contribución muy concreta. Por ejemplo, si Morey detecta que los rebotes ofensivos son indicativos de éxito, se cuidará de tener a gente como Landry o Chuck Hayes cuando a primera vista pudieran parecer jugadores de segunda o tercera fila. Teniendo en cuenta que el 70% de su presupuesto de salarios va a Ming y McGrady, debe conseguir jugadores baratos y lograr que rindan al máximo.

Mientras, el equipo está instruido para lanzar desde las posiciones más eficientes: triples y tiros cercanos al aro. Los Rockets son el segundo equipo que menos lanzamientos intenta desde cinco y seis metros, según HoopData. Baloncesto inteligente, se llama.

Anoche se sobrepusieron al talento de los Thunder y lograron una victoria necesaria tras haber perdido los dos últimos partidos contra sus vecinos Dallas y San Antonio. Aaron Brooks lideró al equipo con 21 puntos (8 de 15), tres triples, cuatro asistencias y cinco robos, mientras que Carl Landry finalizó con 20 puntos, 10 rebotes, dos robos y un tapón como principal referencia interior de los Rockets. Trevor Ariza hizo un buen trabajo defensivo sobre Kevin Durant, pero en ataque se transmutó en el Ron Artest del año pasado e hizo una una horrible serie de 7 de 23 (1 de 9 en triples) para terminar con 17 puntos, dos rebotes, tres asistencias, cuatro robos y dos tapones.

Además, un par de detalles positivos y otro negativo: la lesión de Scola no es grave y se espera que pueda jugar el próximo partido. Su ausencia ayer permitió que David Andersen jugara 29 minutos, logrando 12 puntos, ocho rebotes y dos asistencias. Aunque el valor de Andersen es limitado, hay que estar atento a su evolución pues tiene calidad suficiente para jugar regularmente 25 minutos en este equipo. Por contra, Shane Battier continuó con su mala temporada y a pesar de disponer de 35 minutos y estar obligado por las circunstancias a convertirse en un referente en ataque, se quedó en sólo siete puntos (2 de 7), un triple, tres rebotes, una asistencia y un tapón. Hace ya algunos partidos que lo sustituí en una de mis ligas y no está haciendo nada pàra que me arrepienta de aquella decisión.

– Los Sixers están negociando con Allen Iverson. “No, no hemos hablado con nadie sobre Iverson”, dijo ayer el entrenador Eddie Jordan, para una hora después desdecirse y admitir que mantienen conversaciones para su incorporación. Mientras llega o no el acuerdo, muchos managers lo han fichado a riesgo de que las negociaciones no lleguen a nada. Yo no lo he hecho en ninguno de mis equipos, pero comprendo que se apueste por él. Si llega a jugar en los Sixers podemos dar por seguro que será como base titular, lo que lo convertiría en un jugador fantasy valioso.

Jamaal Tinsley jugó 29 minutos contra los Clippers frente a los 19 de Mike Conley. Cada vez más parece que el entrenador Lionel Hollins confía en la veteranía de Tinsley, que contra pronóstico está ofreciendo un gran rendimiento e incluso mantiene un buen porcentaje de tiros de campo a pesar de que claramente aún no ha recuperado la forma (ayer, 12 puntos -5 de 9-, dos triples, dos rebotes, siete asistencias, tres robos y un tapón). Los dos seguirán compartiendo minutos de juego, lo que impedirá que ofrezcan grandes estadísticas, pero en este momento el jugador con el que hay que contar es Tinsley. Mira si sigue disponible en tu liga y fíchalo si necesitas un base.

Eric Gordon hizo su primer gran partido tras regresar de su lesión de abductor en la victoria ante los Grizzlies, anotando 29 puntos (10 de 18), con un triple, cinco rebotes y cinco asistencias. Contra pronóstico, su vuelta no ha afectado a Al Thornton, que se mostró muy activo y terminó con 18 puntos (8 de 15) y seis rebotes.

Marcus Camby logró 14 puntos, 14 rebotes, cuatro asistencias y tres tapones. Ya sé que está en racha y que en sus últimos cuatro partidos está haciendo números impresionantes, pero antes o después volverá Blake Griffin y a sus 35 años Camby tiene todas las papeletas para lesionarse. Vende. Vende. Vende.

Ronny Turiaf ha vuelto y será el pivot titular de los Warriors en lugar del incompetente Mikki Moore hasta que Andris Biedrins se encuentre recuperado. Está previsto que Biedrins sea reevaluado hoy, aunque no encuentro ninguna noticia al respecto. Mientras tanto, Turiaf cubrirá adecuadamente la posición de pivot en cualquier equipo y será una fuente respetable de tapones.

Josh Smith (23 puntos, siete rebotes, dos robos y cinco tapones) es muy bueno. Ojalá lo hubiera podido elegir en el draft para mis equipos, pero siempre me decantaba por Gerald Wallace. Kobe Bryant (30 puntos, cinco triples, ocho rebotes y siete asistencias) y Steve Nash (2o puntos y 16 asistencias) son espectaculares.

– ¿Qué hacer con José Calderón? Dos puntos, dos rebotes y siete asistencias en 32 minutos contra los Suns, en una serie de 1 de 7 en tiros no es exactamente el tipo de actuaciones que se esperan de un jugador seleccionado en la segunda ronda. Probablemente la decisión correcta sea esperar a que haga un par de buenos partidos y venderlo. Su compañero Hedo Turkoglu no estuvo mucho más fino y anotó 10 puntos con 4 de 14 en tiros de campo. El equipo terminó con un miserable 1 de 20 en triples y, salvo Chris Bosh (30 puntos y 17 rebotes) y Andrea Bargnani (24 puntos, siete rebotes, un robo y un tapón), los Raptors tuvieron una actuación lamentable.

– Toronto no fue el único equipo desacertado ayer.En unos Sixers sin Louis Williams ni Elton Brand, la responsabilidad ofensiva recayó sobre un Andre Iguodala que lleva varios partidos haciendo estadísticas espectaculares como la de ayer: 21 puntos -7 de 18-, un triple, siete rebotes, ocho asistencias, cinco robos y tres tapones. Sin embargo, cuando la ayuda en ataque debe llegar de un base rookie como Jrue Holliday (seis puntos -3 de 9-, una asistencia) un alero mediocre del tipo de Rodney Carney (cinco puntos -2 de 10-) y un escolta de la ineficiencia de Willie Green (17 puntos -6 de 17-) las oportunidades de ganar a un equipo como San Antonio son prácticamente nulas. Y no, a pesar de que ayer jugó 38 minutos no debes fichar a Green. Elton Brand jugará el próximo partido y su aportación (es un decir) ya no será necesaria.

Jonas Jerebko hizo su segundo buen partido consecutivo tras los 22 puntos del último encuentro, con una defensa fantástica a Joe Johnson y 10 puntos (aunque en una serie de 4 de 13), 11 rebotes y un robo de balón tras los 22 puntos del partido anterior. Mientras siga jugando 42 minutos es posible que ofrezca suficiente aportación como para merecer un puesto en nuestros equipos. Lamentablemente para él, Tayshaun Prince está evolucionando bien de su lesión de espalda y se espera que vuelva a las pistas en una semana. Todos esos rebotes de Jerebko, unidos a los 18 de Ben Wallace, indican que los Hawks tienen un problema serio en ese aspecto.

– Damien Wilkins fue titular en la sorprendente victoria de los Wolves ante Denver he hizo un enorme partido con 15 puntos, 12 rebotes y seis asistencias en 32 minutos. Aunque es posible que lo volvamos a ver en el quinteto inicial, sólo tendrá valor hasta que se produzca el retorno de Kevin Love, que cada vez está más cerca. A finales de esta semana se le harán unas radiografías y si los resultados son positivos puede que lo veamos en las pistas en unos 10 días. Si está disponible en tu liga, en serio, fíchalo ya.

– Hay rumores de que Dahntay Jones podría quitarle la titularidad a Brandon Rush en Indiana. Con Mike Dunleavy jugando 20 minutos por encuentro, ninguno de los dos tendrá mucho tiempo en pista. Si el rumor se hace realidad, aún podrán exprimirse algunos números de Jones cuando la presencia de Dunleavy hacía augurar el fin de su relevancia fantasy.

Sergio Rodríguez logró ayer 24 puntos, dos triples, dos rebotes, cinco asistencias, dos robos de balón y cero balones perdidos en 24 minutos. Después de hacer mucho daño a los Hornets en el segundo cuarto con 11 puntos y tres asistencias, no jugó ni un minuto del tercero y volvió en el cuarto para conseguir otros 13 puntos y dos asistencias. Y la victoria. No hay por qué correr a ficharlo: Paul Westphal demostró ayer que su confianza en Sergio es reducida y aunque las últimas actuaciones deberían haberle hecho ganar unos minutos de juego extra, no tengo confianza en que eso ocurra. En cualquier caso, le prestaremos (mucha) atención.

Cuatro partidos esta noche. Golden State recibe a Indiana y apuesto a que uno de los dos equipos alcanza 120 puntos. Los Warriors, probablemente.

Cero referencias al Barcelona-Madrid. No ha estado mal.

Written by Daniel Raya

30 noviembre 2009 at 21:08

Publicado en Fantasy NBA

¿Qué hacer con los Nets?

leave a comment »

Los Nets perdieron anoche frente a los Lakers por 106-87 y han comenzado la temporada con 17 derrotas consecutivas igualando el peor inicio de la Historia de la NBA. Antes del encuentro, la directiva despidió al entrenador Lawrence Frank tras seis años y medio en el cargo, sustituyéndolo interinamente por Tom Barrise. Las razones argüidas por el presidente de la franquicia, Rod Thorn, para tomar esta decisión han sido variadas (falta de confianza de los jugadores en el técnico, pruebas infructuosas de Frank con alineaciones extrañas, incluso evitar que su nombre quedara para siempre asociado al record negativo), pero uno debe preguntarse si el problema principal no será la absoluta desmotivación que presentan los más jóvenes, como Chris Douglas-Roberts reflejó anoche:

Es extremadamente difícil intentar mantenerse positivo. Con todas las cosas que están pasando… es deprimente. El entrenador dice que dábamos la impresión de estar vencidos, y le doy la razón. Estamos dejando que esto nos afecte. No lo estamos usando como motivación y se  nota, no sólo en la pista sino en nuestras personalidades.

La realidad es que los Nets son un equipo terrible, el peor de la liga. Podrían haber ganado alguno de los diecisiete partidos con un poco de suerte y alguna lesión menos, pero no hay uno sólo en el que merecieran haberse llevado la victoria. Por eso el despido de Frank no tiene demasiado sentido a pesar de que Thorn y del general manager Kiki Vandeweghe (principal candidato al puesto de entrenador jefe) se presenten cargados de razones. Al fin y al cabo, esta colección de jugadores fue construida por ellos.

Los Nets comenzaron la temporada mirando al verano y a los entre 21,3 y 24,9 millones de dólares de espacio salarial de que dispondrán entonces para fichar a los grandes agentes libres en el mercado. Este año no tenían otro objetivo más que fomentar el desarrollo de sus dos piezas clave, Devin Harris y Brook Lopez, plantearse su traslado a Brooklyn y obtener una posición alta en el draft. Por ahora el plan marcha según lo previsto, con el pequeño inconveniente de que el record de derrotas está convirtiendo a la franquicia en el hazmerreir de la liga.

En este ambiente, uno se pregunta qué jugadores de los Nets merecen la pena para un equipo fantasy. Sin duda alguna Lopez (anoche, 26 puntos, 12 rebotes y 10 de 12 en tiros libres), que ya es uno de los mejores pivots de la liga. También Harris, con la siguiente salvedad: la falta de compañeros con los que compartir la responsabilidad anotadora hará que deba forzar más los ataques, reduciendo su porcentaje de tiros de campo, sus asistencias e incrementando sus balones perdidos. A pesar de eso, cuando recupere la forma física volverá a ser uno de los mejores bases de la liga. Si su manager está dispuesto a traspasarlo a su valor actual, es un momento excelente para hacerse con él.

El resto del equipo es, simplemente, malo. Courtney Lee está sobrevalorado y apenas ofrece puntos, robos de balón y un aceptable porcentaje de tiros de campo. Dispondrá de todos los minutos del mundo y hará algunos partidos buenos, pero no pasa de ser un jugador de rotación profunda en ligas fantásticas. Es una lástima que se presencia afecte significativamente a la aportación de Douglas-Roberts, que ha mostrado en este primer mes ser capaz de estadísticas muy completas cuando constituye el referente en ataque. Con el regreso de Harris y Lee, su valor fantasy se ha evaporado y muchas noches se hará difícil justificar su presencia en nuestros equipos. Busca a alguien más consistente entre los agentes libres.

Yi Jianlian continúa su recuperación de un esguince en la rodilla derecha y podría volver a entrenar la próxima semana. Teniendo en cuenta que comenzó la temporada a buen nivel y que la rotación interior de los Nets es muy limitada, puede ser interesante ficharlo tan pronto como haya una actualización de su estado físico. Conforme avance la temporada habrá que prestar atención a los minutos del rookie Terrence Williams, que ha demostrado en varias ocasionse ser capaz de lograr un doble-doble. Los jugadores restantes o están lesionados (Eduardo Nájera – baja indefinida (espalda), Jarvis Hayes – baja indefinida (isquiotibial), Kenyon Dooling – baja hasta mediados de Diciembre (cadera), Tony Battie – volverá a jugar esta semana) o contribuyen muy poco. Sea como sea, todos son inservibles, incluido Rafer Alston.

Los Nets tienen un buen calendario en playoffs, jugando 13 partidos  entre las semanas 22 a 25 de los cuales ocho serán en casa. Sin embargo, uno se pregunta si llegado ese momento la franquicia seguirá interesada en ganar o preferirá seguir perdiendo partidos para mejorar su posición en el draft. En este probable último caso, no tendrán ninguna razón para seguir haciendo jugar a Harris o a Lopez arriesgando una lesión, ocasionando un perjuicio casi irreparable a los managers que cuenten con ellos. Si llegado Marzo prevés que este escenario puede ocurrir y puedes obtener un valor equivalente por ellos, piensa en traspasarlos por jugadores de equipos que estén luchando hasta el último momento por entrar en playoffs.

 

Written by Daniel Raya

30 noviembre 2009 at 14:39

Publicado en Fantasy NBA

Día 31: Dwight Howard se pone agresivo

leave a comment »

Anoche me quedé a ver el Atlanta-Orlando. Al principio pensaba que era Orlando-Atlanta, ya que el equipo de casa jugaba con la equipación de fuera. Supongo que sería algo relacionado con el Día de Acción de Gracias o el clásico error del utillero que le cuesta el puesto de trabajo. Algo así.

Los Magic llegaron al intermedio perdiendo 51-39. Hasta ese momento el equipo había centrado su ataque en Vince Carter forzando penetraciones a canasta como si siguiera jugando en los Nets mientras Dwight Howard parecía incapaz de salvar el dos contra uno que los Hawks le tenían preparado cada vez que recibía el balón. El mal movimiento de balón y la floja defensa de las transiciones frente al potente ataque de los Hawks hundieron a Orlando durante los últimos nueve minutos del segundo cuarto, periodo en el que Orlando solo anotó siete puntos.

Tras el descanso, los Magic incrementaron la presión defensiva y transformaron una desventaja de dos dígitos en una victoria por 17 puntos, 93-76, ante unos Hawks que habían ganado sus primeros siete partidos en casa por una diferencia media de 13 puntos.

El entrenador de los Magic Stan Van Gundy desafió a Howard en el intermedio a ser más agresivo en ataque y dió instrucciones al resto del equipo para que le pasaran en cada posesión. Howard respondió dominando a Al Horford (dos puntos, nueve rebotes), que es un ala-pivot disfrazado de pivot, y terminó con 22 puntos (9 de 14), 17 rebotes, tres asistencias y cuatro tapones. Vince Carter anotó 21 puntos con tres triples y nueve rebotes, pero fue cuendo asumió un papel secundario (12 tiros a canasta en la primera parte por seis en la segunda) cuando el equipo mejoró. Jason Williams subía el balón, daba el primer pase y se apartaba para que sus compañeros crearan la jugada como si estuviera exhausto (cero puntos y tres asistencias en 26 minutos) mientras que su suplente Anthony Johnson consiguió de forma repetida e incomprensible tirar sin oposición a tres metros de la canasta para terminar con 17 puntos (6 de 10) y tres asistencias.

Joe Johnson lideró a Atlanta con 22 puntos (9 de 21 en tiros, sólo cinco puntos tras el descanso), tres triples, siete rebotes, dos asistencias y tres robos, pero el equipo sólo anotó 25 puntos en la segunda mitad, incapaces de encontrar buenos tiros a canasta. Los Magic estuvieron excelentes impidiendo que los Hawks cogieran rebotes ofensivos, un aspecto en el que llegaban al partido como el tercer mejor equipo de la liga. Mike Bibby no mostró secuelas de su lesión en el tobillo (10 puntos, dos triples, cionco asistencias en 31 minutos) e hizo un buen trabajo en la primera mitad. Marvin Williams (siete puntos -3 de 7-, un rebote, tres asistencias) fue elegido en el draft antes que Deron Williams y Chris Paul.

En el otro partido de la noche, Utah aplastó al circo ambulante de los Chicago Bulls por 105-86 con Carlos Boozer en plan estrella frente a una de las defensas interiores más blandas de la liga. Los Lakers, Nuggets, Blazers y ahora los Jazz se han aprovechado de forma casi sucesiva de esa incapacidad para impedir que jugadores altos de todo talento y condición campen a sus anchas en la zona de Chicago. Si el lunes Greg Oden les hizo 24 puntos y 12 rebotes, anoche Boozer logró 28 puntos (¡12 de 14 en tiros de campo!), ocho rebotes, cinco asistencias, un robo y tres tapones en un equipo que nunca los pone (los ocho totales de ayer son el record de la temporada).

Tras el partido, Deron Williams dijo de Boozer: “puedes ver que ha vuelto al nivel al que estaba hace un par de años cuando era All-Star. Espero que pueda seguir jugando así porque lo está haciendo muy bien a ambos lados de la pista”. Contra el pobre Taj Gibson, si se me permite añadir.

Boozer y Mehmet Okur, que regresaba tras sufrir la gripe y consiguió 14 puntos, dos triples y dos rebotes, fueron suficientes para neutralizar a Joakim Noah (seis puntos, nueve rebotes, cinco faltas), cuya soledad comienza a dar lástima. No ayuda que Tyrus Thomas esté de baja con un brazo roto, pero aún así.

Deron Williams finalizó con 21 puntos (9 de 11) y seis asistencias mientras que Ronnie Brewer (15 puntos, seis asistencias, dos robos) y Paul Millsap (12 puntos, nueve rebotes, dos tapones) también estuvieron a buen nivel. Wes Matthews sigue estando sin estar.

En los Bulls, el guión de la temporada: Muy bien Luol Deng, que hizo 26 puntos (8 de 20), un triple, ocho rebotes y cuatro robos de balón, discreto Derrick Rose (19 puntos -9 de 17- cuatro rebotes, dos asistencias, cero robos de balón) y continúa transmutado en DeShawn Stevenson el jugador anteriormente conocido como John Salmons (nueve puntos -4 de 11-, cinco asistencias, tres robos de balón).

En noticias varias sobre lesiones, Kirk Hinrich no pudo jugar por una lesión en el pulgar que parece seria;  Ben Gordon es seria duda para esta noche por un esguince de tobillo; Kyle Korver aún deberá esperar otra semana para volver a jugar tras la operación de rodilla a la que fue sometido al final de la pretemporada y después está lo de Louis Williams. Ayer, para suponer el tiempo que podría mantenerse de baja por su fractura de mandíbula lo asimilé a la lesión similar que sufrió Hasheet Thabeet y dije que podrían ser un par de partidos. Casi acerté: Williams ha necesitado una operación y deberá esperar ocho semanas antes de volver a las pistas. Si necesitas un base, corre a comprobar la disponibilidad de Jrue Holiday, aunque también podrían beneficiarse de su ausencia con algunos minutos extra Jason Kapono, Rodney Carney y Willie Green. De igual forma, la ausencia de Elton Brand (isquiotibial), sobre el que no hay nuevas noticias, debería incrementar la responsabilidad ofensiva de Thaddeus Young.

Mike Dunleavy podría debutar nueve meses después de sufrir una lesión de rodilla. No tengo ni idea del nivel al que actuará Dunleavy y si su presencia se hará sentir en el rendimiento de Dahntay Jones y el resto de aleros de Indiana. Lo que es cierto es que mientras Danny Granger continúe en el dique seco por un esguince de rodilla y sin plazo estimado de recuperación, Dunleavy contará con minutos para volver a coger la forma. Si te gusta el riesgo, prueba a ficharlo.

Shaquille O’Neal (hombro) dice que jugará esta noche. Para mi es suficiente.

Doce partidos esta noche, con algunos interesantes como Washington-Miami o Atlanta-Philadelphia, pero el partido de la jornada es el New Jersey-Sacramento. Si los Nets, que llegan con un record de 0-15, no logran ganar a los Kings, y teniendo en cuenta que sus dos próximos partidos son contra los Lakers y los Mavericks, pueden dar por hecho que se convertirán en el equipo con el peor inicio de la historia de la NBA, superando el 0-17 que comparten los Miami Heat de la temporada 1988-89 y Los Angeles Clippers de 1999.

¡Vamos, Brook!

Written by Daniel Raya

27 noviembre 2009 at 17:44

Publicado en Fantasy NBA

Día 30: ¿Donte Greene?

leave a comment »

– Con Beno Udrih de baja por enfermedad (¡gripe A! ¡Que nadie le toque!), Tyreke Evans actuó en el puesto de base, Andrés Nocioni como escolta y Donte Greene en la posición de alero, la tercera vez en lo que llevamos de temporada que Greene jugaba como titular. Sus números hasta el momento estaban siendo dignos, habiendo anotado más de diez puntos en cinco de los últimos ocho encuentros aprovechando la ausencia de Kevin Martin y hasta el último de sus escasos minutos. Y entonces sucedieron cosas como esta:

Los Kings ganaron a los Knicks por 111-97 y Donte Greene consiguió sus máximos personales en todo: 24 puntos (9 de 13), seis triples, cuatro rebotes, cinco asistencias y seis tapones en 35 minutos. Desde la temporada 1986-87, únicamente tres jugadores han logrado seis triples y seis tapones en un partido: Raef LaFrenz (dos veces), Robert Horry y… ¿Donte Greene?

Pese a todo, no hay que lanzar las campanas al vuelo. La hazaña fue contra los Knicks, que no son conocidos exactamente por su eficacia defensiva. Udrih volverá, limitando sus minutos. Y Greene tiene un 26% en triples a lo largo de su carrera, así que es poco probable que lo veamos acercarse de nuevo a registros como los de anoche. El entrenador Paul Westphal declaró tras el encuentro: “Greene no es un especialista en el tiro de tres puntos. Olvidad el hecho de que tirara bien a canasta. Su capacidad de decisión y su defensa fueron lo realmente destacado de su actuación.”

En un equipo con pocas aspiraciones como los Kings sería lógico que el entrenador Paul Westphal le diera minutos para que evolucionara como jugador en lugar de mantener en la titularidad a Andrés Nocioni, pero eso no va a ocurrir y puede que sea una de las razones por las que no entreno en la NBA. Mantén vigilado a Greene, los Kings juegan siete de sus próximos 11 partidos en casa y sólo tres de ellos contra rivales por encima del 50% de victorias, así que habrá más oportunidades de que lo haga bien, pero por ahora no te desprendas de un jugador válido para ficharlo o terminarás arrepintiéndote.

La ausencia de Udrih no sólo permitió la gran noche de Greene, sino que hizo que Tyreke Evans pasara más a sus compañeros (siete asistencias, además de 19 puntos -8 de 19-, 11 rebotes, y dos robos) y dio minutos a Sergio Rodriguez, que no estuvo afinado en el tiro pero logró 15 puntos (4 de 13), dos triples, cuatro rebotes, cuatro asistencias y dos robos en 32 minutos después de haber conseguido 16 puntos y siete asistencias en 18 minutos hace dos días. Si la enfermedad de Udrih se alarga es posible que veamos otro buen partido de Sergio.

– En los Knicks hay un jugador en alza, Nate Robinson (que hizo 25 puntos con 10 de 16 en tiros de campo, cuatro triples y cinco asistencias, y promedia 19,6 puntos en sus últimos tres partidos), y varios muy a la baja: Chris Duhon y su pésima racha de tiro (siete puntos, 2 de 8 en tiros -1 de 7 en triples- y dos asistencias), Larry Hughes, que ha anotado un total 14 puntos en sus tres últimos partidos y anoche se quedó en cuatro, y Wilson Chandler, limitado a 18 minutos (cuatro puntos en una serie de 1 de 6) y uno de los jugadores más decepcionantes de la temporada. Ninguno merece estar en un equipo fantasy en estos momentos, pero al menos Chandler tiene potencial para remontar el vuelo. Seguro que hay opciones mejores que Duhon y Hughes entre los agentes libres de tu liga.

– Los Warriors no pudieron continuar por la senda victoriosa ante los Spurs pese al acierto en el tiro de Monta Ellis. Sus 42 puntos (16 de 25), cuatro rebotes, cuatro asistencias y tres robos en 44 minutos son la continuación de una semana espectacular en la que Ellis viene promediando 37,6 puntos con un 53,7% en tiros de campo. Volvieron Corey Maggette y C.J. Watson, pero salvo Ellis todo el equipo se mostró inefectivo a consecuencia del cansancio acumulado en los últimos días y a la eficaz defensa de San Antonio.

Mike Conley continúa ofreciendo actuaciones discretas y finalizó el partido ante los Suns con ocho puntos, dos rebotes y tres asistencias en 26 minutos. Cada encuentro incrementa las dudas acerca de su capacidad para ser un jugador importante en esta liga, y los suplentes Jamaal Tinley (12 puntos y dos asistencias en 21 minutos) y Marcus Williams (seis asistencias en nueve minutos) ya amenazan su puesto.  Parece que este año no podremos obtener ningún valor fantasy de la posición de base en Memphis.

Chris Kaman consiguió 10 puntos y 10 rebotes anoche, pero en una horrible serie de 3 de 19 y con cinco balones perdidos. En los últimos tres partidos ha anotado únicamente 13 de 49, y si otros compañeros siguen su estela (Al Thornton se quedó en cinco puntos con 2 de 15 en tiros de campo) es comprensible que los Clippers anotaran sólo 73 puntos frente a los Pacers. La mala racha de Kaman es temporal, su papel en el equipo sigue siendo el mismo y los tiros volverán a entrar, así que sigue apostando por él.

Mario Chalmers se recuperó de la lesión de espalda que le impidió entrenar el lunes y logró jugar, aunque sólo hizo cuatro puntos y dos asistencias. Su compañero Jermaine O’Neal, que también tiene problemas de espalda, consiguió unos excelentes 13 puntos, 16 rebotes y dos tapones en la victoria ante los Magic, y parece rejuvenecido precisamente la temporada que termina contrato. Hmmm.

Robin Lopez es probable que debute en liga el viernes ante los Wolves tras recuperarse de la fractura en el pie izquierdo que sufrió en pretemporada. En principio no dispondrá de demasiados minutos, aunque según el enfrentamiento su intensidad defensiva puede ser más necesaria que el lanzamiento exterior de Channing Frye. Si necesitas un pivot, mantente alerta con Lopez.

– Ayer hablábamos del reparto de minutos entre los bases de Portland y el efecto en el juego de Brandon Roy. Con Andre Miller de nuevo en el banquillo, Roy tendrá que buscar una nueva excusa para sus 13 puntos, dos rebotes y cinco asistencias de ayer. Cómpralo barato si su manager está dispuesto a traspasarlo. Mientras tanto, Greg Oden continúa con enorme temporada y consiguió 18 puntos, ocho rebotes, un robo y cuatro tapones. Como leí en algún sitio que no recuerdo, cuando el resto de franquicias ven cómo Oden está desarrollando su juego ofensivo deben sentir  la misma sensación que tuvieron los visitantes de Parque Jurásico cuando descubrieron que los dinoraurios estaban criando.

– Sin Manu Ginobili, que está previsto que regrese de su lesión de abductor el domingo ante los Sixers, Roger Mason sigue produciendo a buen ritmo y anoche logró 17 puntos (7 de 10), dos triples, seis rebotes, cinco asistencias y un robo. Lástima que tenga los días contados.

Carl Landry anotó 24 puntos y añadió seis rebotes en la derrota ante los Mavs. Si bien no puedes esperar que ponga un solo tapón (Luis Scola y él forman la peor pareja intimidadora de la liga junto a David Lee y Al Harrington), su excelente combinación de porcentaje de tiros de campo y tiros libres lo hace un jugador muy útil en cualquier formato.

Jonny Flynn sigue en las mismas: 20 puntos y dos triples pero únicamente dos asistencias. Me pregunto si el entrenador Kurt Rambis se planteará dar más responsabilidad a Ramon Sessions ahora que Minnesota ha alcanzando el peor arranque liguero de su historia con un registro de 1-14.

Luke Ridnour continúa jugando como nunca y anoche consiguió 23 puntos (9 de 15), un triple, siete rebotes y diez asistencias en la derrota ante New Orleans. Ahora que Brandon Jennings empieza a sufrir defensas diseñadas específicamente para detenerle (¡Alerta: Vender, verder!) y Michael Redd aún no se encuentra plenamente recuperado (11 puntos, un triple y cuatro asistencias en 30 minutos saliendo desde el banquillo), Ridnour está aprovechando su ocasión. A pesar de que es un favorito del entrenador Scott Skiles, su incapacidad defensiva hace que no confíe en que consiga mantener los 34 minutos que promedia en los tres últimos encuentros.

Louis Williams se ha fracturado la mandíbula y en su lugar jugó ayer Jrue Holiday, consiguiendo 10 puntos, tres rebotes, seis asistencias y cuatro balones perdidos. Este tipo de lesión no debería hacer que Williams se ausentara muchos partidos (Hasheet Thabeet se perdió dos hace un par de semanas por el mismo motivo), aunque mientras tanto Holiday tendrá cierto valor.

Tyson Chandler volvió a jugar tras superar sus problemas de espalda y acabó con cinco puntos, nueve rebotes y seis tapones. Nuestro favorito Nazr Mohammed siguió exprimiendo su tiempo de juego y consiguió 11 puntos, nueve rebotes y tres tapones en 18 minutos. No hay que sacar demasiadas conclusiones de este encuentro (el juego interior de Toronto no es todo lo duro que debiera ser), aunque sí podemos decir que los 20 minutos por partido que Mohammed se está ganando terminarán por afectar a la ya de por sí famélica aportación de Chandler.

Danny Granger tiene un esguince en el ligamente lateral de la rodilla izquierda y está pendiente de más análisis para conocer cuánto tardará en recuperarse (Ouch). Mientras tanto, mira si Dahntay Jones está libre en tu liga.

– Ben Gordon sufrió anoche un esguince de tobillo izquierdo y es duda para el próximo partido.

Andrew Bogut se ha mostrado optimista en la recuperación de su lesión en la pierna, a pesar de lo cual estima que aún necesitará una semana para empezar a correr. Un pronóstico razonable parece dos semanas así que, mientras tanto, paciencia.

Mike Bibby es duda para esta noche por una lesión en el tobillo. En principio el beneficiado debería ser Jamal Crawford, aunque en la prensa de Atlanta se menciona a Jeff Teagle como el titular más probable. En cualquier caso, el jugador a tener es Crawford.

Allen Iverson ha anunciado su retirada. Nunca fui un gran admirador de su juego (por lo del egoismo y tal), aunque hay que reconocer que se ha mantenido coherente en su egomanía desde el principio hasta el final. El año pasado lo elegí en el puesto 14º en una de mis ligas y esta temporada ningún equipo de la NBA lo quiere. Cómo han caído los poderosos.

(Todo esto puede no significar nada, ya que el propio Iverson ha dicho que se retira de mentirijillas y que si algún equipo le quiere, volvería a jugar. Eso sí, en sus términos: como titular y dominando el juego. Por ahora las ofertas no se le acumulan.)

Esta noche es Acción de Gracias y los estadounidenses se reunen en casa a comer el pavo. ¿Todos? Me temo que los jugadores implicados en el Atlanta-Orlando (¡Jason Williams es el nuevo Bob Cousy!) y en el Utah-Chicago (¡Joakim Noah es el nuevo Nate Thurmond!) lo tendrán complicado. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

26 noviembre 2009 at 20:20

Publicado en Fantasy NBA

Día 29: 240 minutos

leave a comment »

– Los jugadores de cada equipo se reparten 240 minutos por partido. Cuando las lesiones han dejado únicamente a seis disponibles, ocurren cosas como en el Golden State-Dallas de anoche. Monta Ellis jugó 48 minutos por segundo partido consecutivo. Anthony Morrow jugó 48 minutos por segundo partido consecutivo. Vladimir Radmanovic jugó 48 minutos y aún no sale de su sorpresa. Stephen Curry disputó 35, mientras que Mikki Moore y Anthony Randolph tuvieron 30 cada uno. Por si no fuera suficiente, los Warriors jugaron sin su entrenador principal, Don Nelson, que tuvo que quedarse en casa con neumonía y fue sustituido por el asistente Keith Smart. Y ganaron.

Ellis y Curry destrozaron a los Mavs con 13 y 11 puntos en el último cuarto respectivamente para finalizar con 34 puntos (15 de 19), ocho asistencias, cuatro robos y once (sí, once) balones perdidos el primero y 18 puntos (6 de 12), dos tiples, seis asistencias y tres robos de balón el segundo. Desde la marcha de Stephen Jackson, los Warriors van 2-2 y Ellis no sólo es su líder indiscutible sino que se ha convertido en uno de los mejores jugadores jugadores fantasy de la liga. Además, es el único jugador del equipo que nunca se ve afectado por las rotaciones incoherentes de Nelson, lo que en Golden State es casi el detalle más importante.

La escasez de banquillo no va a cambiar a corto plazo. C.J. Watson es probable esta noche ante los Spurs después de pasar la gripe A y estaba previsto que Corey Maggette jugara ayer, aunque parece que el cuerpo técnico fue cauto con su lesión en un isquiotibial. El juego interior tiene peor pinta: Andris Biedrins seguirá recuperándose de sus problemas en el abdomen al menos una semana y Ronny Turiaf (rodilla) aún no tiene fecha de regreso. En estas condiciones, todos los jugadores de los Warriors merecen un puesto en tu equipo fantasy. Bueno, todos menos uno.

Sé que me repito, pero Mikki Moore es horrible. Muchos de sus 11 rebotes le cayeron en las manos, no intimida, no puede evitar que sus rivales reciban el balón en el poste bajo ni que anoten en su cara. Y a pesar de ello Anthony Randolph (nueve puntos, seis rebotes) sigue sin ganarle el puesto. Viéndolo jugar parece que si aún fuera un rookie.  No coge el balón con fuerza y lo mantiene por debajo de la cintura. Aún le queda para llegar a ser el jugador que esperábamos que antes de comenzar la temporada y en cualquier equipo serio no merecería ser titular. Pero en estos Warriors…

Si tu equipo puede usar a Al Harrington, posiblemente tenga sitio para Vladimir Radmanovic (14 puntos, dos triples, 12 rebotes, cuatro robos anoche). Un ala-pivot capaz de anotar de tres, rebotear y con menos salto que Jabba The Hutt es siempre un elemento valioso en equipos Small Ball. No todas las noches jugará 48 minutos, pero es un jugador hecho para destacar en Golden State.

Y Anthony Morrow. Este tipo no sólo es un tirador excepcional (ha anotado diez triples en los últimos dos partidos con un 71,4% de acierto) sino que está empezando a mostrarse como un jugador relativamente versátil, con buena capacidad de rebote y una visión de juego sorprendente para un tirador puro (cinco asistencias anoche). Tras el partido de hoy ante los Spurs, que probablemente no sea bueno por la acumulación de minutos, trataré de ficharlo. Sus managers pensarán que están vendiendo caro, pero yo creo que estaré haciéndome con una de las sorpresas de la temporada.

– Elton Brand tuvo que abandonar la pista en la derrota ante los Wizards por 107-108 por molestias en el isquiotibial derecho. En aquel momento únicamente había conseguido cuatro puntos (1 de 9) y siete rebotes y no estaba haciendo una gran noche después de promediar 20 puntos, 10 rebotes, 2,7 robos y 3,6 tapones en los últimos tres encuentros. Aún no se ha determinado la gravedad de la lesión. Ya lo dijimos hace unos días: tan pronto como Brand haga algunos partidos buenos, trata de venderlo. En su ausencia destacó Samuel Dalembert (15 puntros, nueve rebotes, cuatro tapones) que venía haciendo una serie de partidos muy mala y que había dejado de disputar minutos en los últimos cuartos de los partidos. Nada hace pensar que la actuación de anoche sea más que una excepción en un año decepcionante.

– Con Mike Miller lesionado entre tres y seis semanas, Nick Young aprovechó la titularidad para anotar 20 puntos con dos triples y cuatro rebotes en 32 minutos. Las limitaciones de su juego (anotar y poco más) lo hacen una opción poco atractiva a pesar de disponer de tiempo de juego. Aún espero que Randy Foye (nueve puntos, tres triples, dos rebotes y un tapón en 16 minutos) sea el principal beneficiario de la ausencia de Miller, aunque los primeros signos no son prometedores.

Caron Butler se perdió el partido por molestias en el pie y es duda para el próximo.

Dahntay Jones salió desde el banquillo en la derrota de los Pacers frente a los Raptors (112-123) y con el retorno de Troy Murphy deberá ir acostumbrándose a esa situación. “Creo que Dahntay merece ser titular, pero también pienso que es mejor para nuestra rotación que salga desde el banquillo”, ha dicho el entrenador Jim O’Brien. Brandon Rush será el escolta titular, y aunque Jones seguirá disfrutando de minutos, su extraordinario nivel de juego de las últimas semanas se verá sin duda afectado por esta situación. Véndelo si puedes. También fue suplente Roy Hibbert, pero al parecer se debió a los emparejamientos defensivos a los que obligaban los Raptors y no se trata de una circunstancia que vaya a mantenerse. En cualquier caso, el retorno de Jeff Foster reducirá levemente sus minutos a partir de ahora.

Chris Duhon continúa con su horrible serie de tiro y anoche logró cuatro puntos con una serie de 2 de 9. En lo que llevamos de temporada ha anotado 26 de 108 tiros de campo (24,1%) y en los últimos nueve partidos lleva 4,2 puntos por partido con un 19%. Ni siquiera sus 6,2 asistencias por partido podrán impedir que Nate Robinson (15 puntos, cuatro triples, cinco asistencias) o Toney Douglas (12 puntos) se hagan antes o después con la titularidad si la racha continúa.

Brook Lopez (cinco puntos, tres rebotes, cinco faltas en 27 minutos) jugó a pesar de una lesión en el tobillo y no pudo hacer gran cosa para evitar la 14º derrota consecutiva de los Nets. El regreso de Devin Harris (19 puntos -4 de 14-, siete rebotes, seis asistencias, tres robos) y de Courney Lee (siete puntos, seis robos de balón) no conseguirán hacer que el equipo gane, pero son suficientes para anular el valor de Chris Douglas-Roberts (cuatro puntos y, lo más importante, únicamente seis lanzamientos a canasta).

– Jarrett Jack anotó 18 puntos, con tres rebotes y seis asistencias en 29 minutos y parece un jugador fantasy decente. Atención también a Marco Belinelli (11 puntos, un triple, dos rebotes, tres asistencias), que jugó 26 minutos y en cualquier momento puede quitarle el puesto titular a Demar DeRozan (ocho puntos en 10 minutos).

– La lesión de rodilla de Jameer Nelson fue peor de lo que en primer momento se esperaba. Por ehora está previsto que necesite entre cuatro y seis semanas para recuperarse, pero el propio jugador no se atreve a poner fecha.

Eddy Curry recibió un golpe en la rodilla y es duda para el próximo partido. Tras sus dos puntos y tres balones perdidos de anoche tampoco debería importarte mucho.

Shane Battier tiene molestias en el pie izquierdo y, aunque seguirá jugando, podría obligarle a descansar algún partido en un futuro cercano.

Shaquille O’Neal (hombro) ha vuelto a los entrenamientos y es probable para el partido de esta noche.

Eric Gordon (gemelo) también es probable esta noche ante los Pacers.

Doce partidos esta noche. En casi todos se enfrenta un equipo bueno a otro malo (al estilo de un Denver-Minnesota), pero pueden salir algunas actuaciones destacadas del Memphis-Phoenix o del New York-Sacramento. ¡Tyreke!

 

Written by Daniel Raya

25 noviembre 2009 at 19:32

Publicado en Fantasy NBA

Día 28: El año de Marc Gasol

leave a comment »

– Ha llegado el momento de hablar seriamente sobre Marc Gasol. No es sólo una de las sorpresas de la liga, sino que durante el primer mes de liga está siendo el mejor pivot fantasy de la NBA. Parece capaz de hacer todo lo que se le puede pedir a un jugador interior: tiene un porcentaje sensacional en tiros de campo sin destruir completamente tu porcentaje de tiros libres, ofrece una producción muy respetable en puntos, es uno de los mejores en rebotes (top 5 de la NBA) y es el pivot que más balones roba, además de promediar más tapones que Andrew Bynum o Dwight Howard. Da tantas asistencias como balones pierde, un promedio mejor que casi cualquier otro pivot de la liga (Emeka Okafor da una asistencia por cada tres pérdidas). Actualmente está el 10º en el ranking fantasy de Yahoo! y 11º en el de Basketball Monster. Y yo lo traspasé un día antes de que comenzara la temporada en una de mis ligas. Ouch.

Marc Gasol, de jugador de rotación a All Star

Temp FG% FT% PTS REB AST STL BLK TO MIN
2008-09 53,0% 73,3% 11,9 7,4 1,7 0,8 1,1 2,0 30:41
2009-10 62,6% 74,4% 15,4 10,7 1,9 1,2 1,9 2,2 35:36

 

De acuerdo con Basketball Reference, los jugadores han promediado 15,4 puntos, 10,7 rebotes, 1,2 asistencias y 1,9 tapones en cualquier temporada de la última década son los siguientes: Kevin Garnett en 2003-04. Eso es todo. Así de increíble está siendo la temporada de Marc, y anoche mantuvo el nivel durante la victoria ante los Kings en la que logró 18 puntos (8 de 10 en tiros de campo), seis rebotes, tres asistencias, dos robos y cuatro tapones, con dos balones perdidos.

La cuestión con Marc a medio plazo es, principalmente, su efectividad en tiros de campo. Su 62,6% es muy superior al 60,9% con el que Shaquille O’Neal lideró la liga el año pasado, y suficiente para ser el mejor en ese apartado en cualquiera de las últimas cuatro temporadas (pero no en esta, en la que Greg Oden le aventaja con un 64%). Además, supone un incremento galáctico de casi el 10% sobre su porcentaje de la temporada pasada. Sea como fuere, aunque finalizara con unos registros a medio camino entre los actuales y los de la 2008-09, lograría un excelente 58% en tiros de campo y 14,6 puntos por partido. Marc es uno de los mejores pivots de la liga y ha venido para quedarse. No se te ocurra traspasarlo.

– También en el partido de anoche de los Grizzlies, Jamaal Tinsley anotó sus primeros puntos desde mediados de la temporada 2007-08 para terminar con siete puntos y tres asistencias en 22 minutos de juego. El titular, Mike Conley, hizo 11 puntos, tres rebotes y siste asistencias en los momentos importantes y mantiene la modesta mejora en su rendimiento que ha mostrado en los últimos tres partidos. Conley mantendrá el puesto de titular mientras juegue a un nivel decente y por ahora Tinsley no puede más que esperar a que llegue su oportunidad.

– “Sabía que estaba preparado para jugar, pero no tan rápido”, declaró Tyreke Evans al final del encuentro ante Memphis en el que logró 28 puntos (10 de 18), un triple, cuatro rebotes y cuatro asistencias. Ya son siete partidos consecutivos por encima de 20 puntos para Evans, que como ya dije hace un par de semanas me recuerda tanto jugando como en estadísticas fantasy a Dwyane Wade. Enhorabuena si apostaste por él, y atento a la evolución de Kevin Martin para venderlo mientras su valor sea máximo.

– Sus managers debían estar esperando algo así para ponerlo en el mercado. Ahora sí es el momento de vender a Marcus Camby después del partidazo de ayer: 12 puntos (6 de 9), 18 rebotes, cuatro asistencias, tres robos y un tapón lograrán convencer a algún equipo muy necesitado de ayuda interior y que no quiera ver que la relativamente decepcionante temporada de Camby no va a ir mejor, sino que con su historial de lesiones y el regreso de Blake Griffin su valor sólo puede descender.

Michael Redd regresó después de tres semanas apartado por un problema en la rodilla y jugó 11 minutos en los que logró cuatro puntos (1 de 3), un triple, dos asistencias. Parece que los Bucks se tomarán con prudencia su reincorporación a la dinámica del equipo, pero en cualquier caso se acabaron los días de Charlie Bell como jugador de alguna relevancia fantástica

– Greg Oden dió una impresión fabulosa contra los Bulls y consiguió 24 puntos (7 de 8), unos excelentes 10 de 12 en tiros libres, 12 rebotes, una asistencia y dos tapones. El entrenador Nate McMillan ha dicho que va a dejar que Oden y LaMarcus Aldridge jueguen incluso después de cargarse de faltas para que aprendan a tener cuidado en la pista, lo que significará más minutos para ellos y buenas noticias para sus managers (aunque algo peores para aquellos que tengan a Joel Przbylla).

– Mientras el juego interior de Portland funciona, la rotación exterior sigue siendo complicada. Andre Miller fue suplente por segundo partido consecutivo después de que Brandon Roy se quejara de que el descenso en su rendimiento en las dos últimas semanas ha sido debido a la obligación de jugar como alero a consecuencia de la incorporación de Miller al quinteto titular. Roy ha declarado que prefiere a Miller como suplente, ya que de esa manera sabe que podrá organizar el juego (Steve Blake prefiere tirar a canasta que manejar el balón) y tendrá a Martell Webster (o a Nicolas Batum cuando se recupere) a su lado, ambos atléticos, rápidos y dispuestos a aprovechar sus pases. Malas noticias para los managers de Miller, que al menos pueden consolarse con los 16 puntos y cinco asistencias que logró anoche en 26 minutos.

John Salmons lidera la liga en tiros a canasta taponados con un absurdo 40%. Como comparación, el año pasado el líder fue Mardy Collins con un 26% y entre los jugadores más usados destacó para su pesar Joakim Noah con un 22%. Anoche, al menos, las cosas le salieron algo mejor: 22 puntos (8 de 15), un triple, dos rebotes y tres asistencias para él. Poco a poco espero verle hacer números similares a los del año pasado, aquellos que lo hicieron digno de una quinta ronda del draft. Paciencia con él (más aún).

Jugadores a los que seguir la pista que vimos en el Milwaukee-San Antonio:

Ersan Ilyasova lo va a seguir haciendo bien con o sin Michael Redd. 20 puntos, un triple, cuatro rebotes y cuatro robos anoche. Fíchalo ya.

Su compañero Hakim Warrick se está beneficiando de la ausencia de Andrew Bogut y ayer logró 15 puntos, cuatro rebotes, dos asistencias y un robo.

Matt Bonner tuvo uno de esos escasos buenos partidos frente al lento juego interior de Milwaukee (Dan Gadzuric, Kurt Thomas) y terminó con 23 puntos, seis triples, seis rebotes y dos asistencias. Como siempre, útil para equipos que juegue con la estrategia Small Ball.

Lesiones:

Jugarán

– Marco Belinelli (abductor) y Antoine Wright (tobillo)

– Shawn Marion (tobillo)

Probables

– – Eric Gordon (abductor) está más cerca de regresar, pero sigue siendo duda para el miércoles. Su vuelta hará casi inservible a Rasual Butler.

Mike Dunleavy (rodilla) es duda para el próximo partido.

– Tanto Corey Maggette (isquiotibial) como Anthony Randolph (rodilla) probablemente jueguen.

– Caron Butler (pie) lleva varios partidos soportando el dolor, pero tuvo que descansar durante el último entrenamiento.

– Brook Lopez (tobillo) sufrió un esguince ayer y es duda, al igual que Courney Lee (isquiotibial).

– Nenad Krstic (tobillo) y Nick Collison (rodilla). Si no están disponibles, los minutos serán para Etan Thomas.

– Mehmet Okur (gripe)

– Mike Bibby (tobillo).

No jugarán

– Andris Biedrins pasó por la consulta del médico de los Warriors para que reevaluara su lesión abdominal y de espalda, y le dijeron que volviera la semana que viene. No cuentes con él durante los próximos diez días.

– Richard Hamilton (tobillo) y Tayshaun Prince (espalda) necesitarán al menos otra semana.

– Mike Miller (gemelo) se perderá un mes de competición. En principio su sustituto será Nick Young, aunque Randy Foye debería ser quien más se aprovechara de su ausencia.

 

Seis partidos esta noche. En el Philadelphia-Washington podremos ver qué efecto tienen las palabras de Gilbert Arenas hace unos días culpando a sus compañeros de la situación del equipo y amenazando con ser más egoista en su juego. Sus críticas se dirigieron especialmente hacia Caron Butler, enrareciendo un ambiente ya de por sí complicado en un equipo que ha perdido nueve de sus doce primeros partidos. ¿Qué mejor que la implosión de una franquicia para animar la jornada?

 

Written by Daniel Raya

24 noviembre 2009 at 18:51

Publicado en Fantasy NBA

Día 27: Los Lakers son bastante buenos

leave a comment »

– Andrew Bynum se perdió dos entrenamientos por un golpe en el tobillo derecho, pero enfrentado al poderosísimo juego interior de los Thunder (Nenad Krstic, Etan Thomas, Rafa Rullán) pareció Wilt Chamberlain reencarnado y logró 25 puntos (9 de 11), nueve rebotes, cero asistencias, un robo y dos tapones, todo ello en sólo 28 minutos de un partido que llegó liquidado al descanso (57-34). Es una buena señal que Bynum siga haciendo estos números con Pau Gasol en pista, aunque este aún no haya recuperando la forma y mantenga molestias en el isquiotibial. 15 puntos (5 de 13), siete rebotes, seis asistencias y un tapón para Gasol en 28 minutos, jugando mucho tiempo en el poste alto para dejar espacio a Bynum.

El perdedor cuando estos dos juegan bien suele ser Lamar Odom, que anotó únicamente dos puntos y logró además cinco rebotes y dos asistencias en 19 minutos. Hasta que se produzca una lesión de los titulares seguiremos viéndole partidos de este tipo. Kobe Bryant hizo todas estas cosas y además logró 23 puntos (11 de 23), siete rebotes y seis asistencias en 32 minutos de juego, Ron Artest estuvo tan poco brillante como nos tiene acostumbrados (siete puntos, siete rebotes, tres asistencias) y Derek Fisher aún no se ha retirado a pesar de lo que parece.

– Los Thunder fueron barridos de la pista y tuvieron un paupérrimo un 37% de acierto. Kevin Durant anotó 18 puntos (mal 8 de 20 en tiros), Russell Westbrook consiguió 14 (pésimo 5 de 16) y James Harden finalizó con 10 puntos (horroroso 2 de 15, incluido 0 de 10 en triples, tres rebotes, seis asistencias y tres robos en 30 minutos). Harden llevaba dos partidos consecutivos por encima de 20 puntos y aunque sus managers deben aceptar cierta irregularidad del rookie, esta actuación resulta un jarro de agua fría para los que apostaron por él. Sin embargo, el hecho de que muchos de sus lanzamientos fueran realizados en el intrascendente último cuarto (1 de 6 en dicho periodo) y que su competencia en el puesto de escolta de los Thunder, Thabo Sefolosha, tampoco lo hiciera mucho mejor (seis puntos, seis rebotes, tres pérdidas de balón en 30 minutos) debería darle el beneficio de la duda durante unos días más. En previsión de mejores tiempos, merece la pena apostar por él si necesitas un triplista.

¿Quién necesita a Chris Paul? New Orleans rompió su racha de tres partidos consecutivos perdiendo contra Miami (102-101), pero los managers que ficharon de entre los agentes libres a alguno de sus rookies siguen ganando y ganando. Darren Collison está promediando 14,0 puntos, 3,0 rebotes y 6,5 asistencias desde que se lesionó Chris Paul y su juego parece tan sólido que los Hornets tendrán que encontrarle tiempo de juego incluso cuando este vuelva. Por su parte Marcus Thornton logró anoche la mejor marca anotadora de su carrera con 24 puntos (9 de 19), acompañados de cinco triples y tres robos de balón en 38 minutos, aniquilando el valor fantasy del escolta titular Devin Brown (que sólo disputó 9 minutos). Lleva 17,6 puntos de promedio en los cinco partidos sin Paul y es una buena opción a corto plazo para cualquier equipo que necesite triples, aunque peor que Peja Stojakovic, que se ha levantado de entre los muertos y promedia 19,2 puntos y cuatro triples por partido en ese periodo. Ver para creer.

James Jones ha jugado 33 y 38 minutos en los dos últimos partidos de los Heat después de que Quentin Richardson se lesionara en la espalda (aún no hay fecha para su regreso). Sin embargo, está pasando completamente desapercibido (cinco puntos y cuatro rebotes en cada uno de esos encuentros) y ni siquiera está ofreciendo un nivel aceptable en su especialidad, los triples (1 de 7). En cualquier caso, el tiempo de juego está ahí y en cualquier momento podríamos verle anotando cinco triples, así que si estás desesperado y alguien ha escogido ya a Stojakovic, Thornton y Harden, Jones es tu hombre.

Nate Robinson ha tenido un fin de semana de lo más variado. Tras jugar únicamente seis minutos el sábado, en los que le dio tiempo a lanzar a su propia canasta un triple que fue invalidado por décimas de segundo, anoche se resarció con 19 puntos (7 de 11) y tres triples en 27 minutos. Robinson termina contrato al final de la temporada y debe jugar bien para asegurarse un contrato. Lo mismo ocurre con su rival en el puesto de escolta, Larry Hughes (que anoche hizo uno de sus clásicos 2 de 11 en tiros y terminó con cuatro puntos en 38 minutos), pero si tengo que apostar por uno de ellos me quedo con Robinson. Chris Duhon sigue apestando a pesar de disponer de todo el tiempo de juego (tres puntos -1 de 6- y seis asistencias en 46 minutos) y es hora de que le busques sustituto a Toney Douglas.

– Mientras Jameer Nelson continúe recuperándose de su operación de rodilla, Jason Williams será una buena opción para el puesto de base. Tras unos primeros partidos ante rivales complicados, anoche se aprovechó de la frágil (mejor dicho, patética) defensa de José Calderón y logró 16 puntos, dos triples, cinco rebotes, tres asistencias y dos robos.

Los problemas de Calderón (16 puntos pero sólo cuatro asistencias ante la igualmente frágil -patética- defensa de Williams) y del imberbe Demar DeRozan, unidos a la lesión de Marco Belinelli,  están abriendo tiempo de juego a Jarrett Jack, que superó por segundo partido consecutivo los 30 minutos y terminó con ocho puntos, dos triples, siete rebotes y 11 asistencias. Por el momento la posibilidad de que Jack sea titular parece lejana, pero en caso de necesidad es una opción válida y los Raptors juegan cuatro partidos esta semana.

Amir Johnson jugó bien saliendo desde el banquillo (14 puntos, ocho rebotes), pero el año pasado me vacuné contra él y no pisará mi equipo.

Nazr Mohammed es un pivot sólido, lo ha demostrado en varias ocasiones a lo largo de su carrera, y aunque se encuentra en un estado físico bastante lamentable que le impide jugar más de 20 minutos, es capaz de lograr 18 puntos (8 de 10), cinco rebotes, dos robos y dos tapones en 18 minutos. Se espera que Tyson Chandler esté fuera de las pistas al menos una semana con espasmos musculares en la espalda, y aunque Mohammed no se ve a si mismo jugando 35 minutos a estas alturas de su carrera (tiene 32 años), ofrecerá buenos números para cubrir la siempre escasa posición de pivot.

Mike Dunleavy sigue lesionado, a pesar de que se rumoreaba que podría jugar algunos minutos en el partido de ayer. Tracy McGrady tiene ahora problemas de espalda. Ninguno merece la pena en este momento.

Cuatro partidos esta noche, con un Sacramento-Memphis que por alguna razón me apetece ver más que el Chicago-Portland. Será por Marc y Sergio, supongo. Bendito rojadirecta.com. Hasta mañana.

Written by Daniel Raya

23 noviembre 2009 at 16:24

Publicado en Fantasy NBA