Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Estrategias para el draft III: Small Ball

leave a comment »

Una de las estrategias más populares en ligas Head-to-head es la de construir el equipo a partir de jugadores exteriores (Small Ball). Consiste en hacerse fuerte en Puntos, Triples, Asistencias, Robos y Porcentaje de tiros libres, categorías en las que los bases y escoltas suelen destacar. El objetivo no es tener la oportunidad de ganar una semana por 9-0 sino vencer sistemáticamente todos los enfrentamientos por 5-4.

Resulta más sencillo aplicar esta estrategia si se dispone de una de las primeras seis o siete elecciones en el draft. Chris Paul, Dwyane Wade, LeBron James, Danny Granger, Kevin Durant y Kobe Bryant son, por ese orden, una base excelente sobre la que construir un equipo Small Ball. Por su parte, Dirk Nowitzki es el jugador interior que mejor se ajusta a este sistema. Hasta aquí, todo perfecto.

Si eliges en la segunda mitad de la primera ronda y no quieres dejar escapar a Amar’e Stoudemire, Dwight Howard, Al Jefferson, Chris Bosh o Pau Gasol, es mejor que te decantes por otra estrategia, Big Ball, que veremos en la próxima entrega. Si quieres elegir a uno de ellos y aún así jugar Small Ball, aprovecha los buenos porcentajes de tiros libres de Stoudemire, Bosh y Gasol. Si prefieres apostar por jugadores pequeños, Deron Williams o Brandon Roy son buenas alternativas en las últimas posiciones del la primera ronda.

A partir de aquí, hay que seguir dos criterios para seleccionar jugadores: 1) los bases y escoltas deben ser buenos en las estadísticas que pretendemos dominar, y 2) los aleros y pivots no deben tener un impacto negativo en el equipo.

1) Bases y Escoltas. En las primeras rondas es una buena idea asegurarse a jugadores que no sólo ofrezcan una buena aportación en las categorías que nos interesan sino que además sean excelentes en al menos una de ellas. Kevin Martin y Devin Harris (Puntos);  Mo Williams, Ray Allen y J.R. Smith (Triples); Deron Williams, Steve Nash, Jason Kidd desde la posición de base y  Vince Carter y Hedo Turkoglu desde la de escolta (Asistencias); Andre Iguodala, Caron Butler, Mario Chalmers y Rajon Rondo (Robos) o Chauncey Billups y de nuevo Martin y Harris (Tiros libres) son ejemplos de este tipo de jugadores.

Casi cualquier jugador exterior elegible en las primeras seis rondas se ajustará a nuestra estrategia. Sin embargo, algunos requieren de cierta planificación porque aportan poco o nada en ciertas categorías: Michael Redd, Kevin Martin, Leandro Barbosa y John Salmons dan pocas Asistencias. Steve Nash, Ray Allen, Aaron Brooks, Ben Gordon y Mike Bibby no consiguen Robos de balón. Russell Westbrook, Ramon Sessions, Andre Miller, Derrick Rose, Rodney Stuckey, Monta Ellis, Rajon Rondo y Tony Parker no anotan Triples.

Rondo y Parker, además, tienen malos Porcentajes de tiros libres. En la medida de lo posible hay que evitar seleccionar a más de un jugador con esta deficiencia. Iguodala, Baron Davis, Ronnie Brewer, J.R. Smith y Jason Richardson entran también dentro de esta categoría.

2) Aleros y pivots. En general, los hombres altos suelen tener un bajo Porcentaje de tiros libres. Únicamente existe un puñado de jugadores interiores que no tendrán un efecto negativo en esa categoría y que además pueden ayudarte en otras. Generalmente suelen ser elegidos entre la tercera y la quinta ronda, por lo que es imprescindible que concentres tus esfuerzos en seleccionar a dos de ellos durante ese periodo.

Los ala-pivots y pivots que deben convertirse en objetivo de un equipo Small Ball son los mismos que tienen utilidad para un Equipo Equilibrado: Dirk Nowitzki, Troy Murphy, Antwan Jamison, Rashard Lewis, Mehmet Okur, Al Harrington, Rasheed Wallace, Andrea Bargnani, Charlie Villanueva, Jeff Green, Thaddeus Young, Boris Diaw y el artista anteriormente conocido como Shawn Marion. Otros jugadores con un rendimiento más sospechoso que también pueden servir son Brad Miller, Ryan Gomes, Vladimir Radmanovic, Yi Jianlian, Matt Bonner, Matt Barnes y Ryan Anderson.

Para conseguir un equipo competitivo es necesario que al final del draft cuentes con tres de ellos. Si logras seleccionar a cuatro, estarás sentando las bases para un equipo campeón.

Si crees necesario seleccionar a un jugador interior y ya no están disponibles los anteriores o simplemente prefieres jugadores de otro corte, asegúrate de que al menos tengan buen porcentaje de tiros libres. en este sentido, además de los ya mencionados Chris Bosh y Amar’e Stoudemire, LaMarcus Aldridge, Brook Lopez o Kevin Love son buenas alternativas.

En todas las rondas en que no elijas a un jugador interior, trata de fichar a bases y escoltas, estos últimos preferiblemente que puedan actuar también en la posición de alero para optimizar tus fortalezas (Yahoo! tiene 66 jugadores con la posición SG/SF, de los cuales al menos 35 podrán ser útiles para tu equipo.

Con la estrategia Small Ball es relativamente fácil ensamblar un equipo competitivo. Por esa razón es muy probable que haya otros managers que la sigan el día del draft. Cuanto antes los identifiques mejor podrás anticiparte a sus movimientos. Por ejemplo, si ves que alguien consume sus dos primeras elecciones en bases y escoltas, puedes tener por seguro que en la siguiente elección tratará de asegurarse al mejor jugador interior aún disponible que funcione para Small Ball. Si puedes elegir antes que él, adelántate y quítaselo: no sólo habrás reforzado tu equipo sino que habrás debilitado a un rival.

Próxima estrategia: Big Ball

Written by Daniel Raya

9 octubre 2009 a 17:02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: