Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Estrategias para el draft II: Equipo Equilibrado

leave a comment »

El sueño de todo manager es conseguir un Equipo equilibrado. Quienes se decantan por esta opción saben que se enfrentan a un desafío mayúsculo: ningún jugador es perfecto y, lo que es peor, ninguna combinación de jugadores es perfecta. Si a pesar de las dificultades decides adentrarte en el camino a la iluminación fantástica, hay un jugador en el que quiero que pienses: Larry Bird.

Desde la posición de alero, Larry hacía de todo. 24,3 puntos por partido, 10 rebotes, 6,3 asistencias, 49,6% en tiros de campo, 88,6% en tiros libres, 2,5 robos y tapones combinados e incluso 0,7 triples en una época en la que estos se usaban esporádicamente. Este es el ideal de jugadores sobre los que debemos construir nuestro equipo equilibrado.

Las categorías en las que deben destacar nuestros jugadores son Puntos, Rebotes, Asistencias, Triples, Robos, Tapones y Porcentaje de tiros libres. Las cuatro primeras estadísticas son esenciales, mientras que hay que hacer lo posible para tener una buena base en las tres últimas. Esto no resulta tan complicado como parece: generalmente los jugadores que anotan triples suelen ser buenos en tiros libres, y podemos encontrar especialistas en robos y tapones en las rondas medias del draft.

La mayor parte de los jugadores que interesan en esta estrategia no suelen destacar en más de dos o tres categorías. Tampoco es necesario; lo realmente importante es que no tengan ninguna debilidad evidente y que sean capaces de aportar en estadísticas impropias de su puesto.

En la primera ronda del draft no hay que preocuparse demasiado, ya que estarán disponibles los jugadores más completos de la liga. LeBron James, Dwayne Wade, Kobe Bryant, Kevin Durant, Danny Granger o Dirk Nowitzki son perfectos para comenzar un equipo equilibrado. Sin embargo, en caso de disponer de la primera elección no hay que descartar a Chris Paul. Con Paul no sólo se logra una ventaja de partida en Asistencias y Robos, sino que se consigue un base que consigue rebotes, justo el tipo de aportación bizarra que estamos buscando. Como referencia, estos son los bases que consiguieron más de 4 rebotes por partido la temporada pasada además de Paul: Jason Kidd (6,3), Rajon Rondo (5,2), Dwayne Wade (5,0), Russell Westbrook (4,9), Brandon Roy (4,7), Andre Miller (4,5), Joe Johnson (4,4) y  Monta Ellis (4,3). También sirven Stephen Jackson (5,1) si es elegible para el puesto y Gilbert Arenas si es que te apetece apostar por él. Casi todos estos jugadores habrán sido elegidos tras la tercera ronda del draft, por lo que es importante que contemos con alguno de ellos desde las primeras elecciones.

A partir de ese momento nos interesarán especialmente los escoltas completos, los aleros en general y los jugadores interiores que anoten triples. Los mejores ala-pivots y pivots serán menos útiles para esta estrategia porque no podremos aprovechar su Porcentaje de tiros de campo.

Los interiores triplistas son escasos y prácticamente habrán desaparecido tras la quinta ronda. Un equipo equilibrado debería contar, preferiblemente, con al menos dos de los siguientes: Dirk Nowitzki, Troy Murphy, Antwan Jamison, Rashard Lewis, Mehmet Okur, Al Harrington, Rasheed Wallace, Andrea Bargnani, Charlie Villanueva, Jeff Green o Boris Diaw. En las últimas rondas, Yi Jianlian, Matt Bonner, Matt Barnes y Ryan Anderson pueden tener algún valor.

Aparte de bases que cojan rebotes y ala-pivots que lancen triples, el resto del equipo estará formado por escoltas y aleros. Es importante fijarse en su contribución en Porcentaje de tiros libres. La versatilidad de Andre Iguodala, Josh Smith, Trevor Ariza, Lamar Odom, Ronnie Brewer o Jason Thompson no resulta tan atractiva debido a su impacto negativo en esa estadística.

Jugadores que encajan en esta estrategia son Vince Carter, Caron Butler, Paul Pierce, Rudy Gay, Carmelo Anthony, Josh Howard, Ron Artest, Wilson Chandler, Hedo Turkoglu, Marvin Williams, Tayshaun Prince, Kelenna Azubuike y el jugador que solía ser Mike Miller antes de que un insecto se apoderara de su cuerpo.

Próxima estrategia: Small Ball

Written by Daniel Raya

7 octubre 2009 a 19:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: