Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Estrategias para el draft I: Seleccionar el mejor jugador disponible

leave a comment »

Aprender a construir el mejor equipo posible es la manera más efectiva de ganar campeonatos. Tener a los mejores jugadores no significa tener el mejor equipo, hace falta que sus habilidades se complementen, que exista suficiente profundidad de banquillo y que no se lesionen o pierdan completamente la cabeza.

Una vez que se conoce en qué puesto de la primera ronda comienza el trabajo para otorgar una identidad al equipo. Si se dispone de la primera elección del draft quizá sea una buena idea acumular jugadores exteriores que complementen a Chris Paul, mientras que si se tiene la duodécima posición es más probable que el equipo gire alrededor de un jugador interior como Chris Bosh, Al Jefferson o Pau Gasol. Las cuatro primeras elecciones decidirán el carácter del equipo, por lo que resulta de capital importancia seleccionarlas de acuerdo a un plan.

Conocer las estrategias más comunes aporta además la ventaja de poder anticiparse a las decisiones del resto de managers. Si te fijas en los jugadores por los que están optando los equipos contrarios podrás adivinar a quién tienen intención de seleccionar en las siguientes rondas, permitiéndote elegir más tarde a jugadores que te interesan pero que sabes que no encajan en los equipos que eligen antes que el tuyo.

La estrategia más básica es la de Seleccionar al mejor jugador disponible. He jugado ligas en las que el campeón siguió este sistema, por lo que no hay que desecharlo completamente. Sin embargo, para que resulte exitoso tienen que darse tres condiciones:

1. Debe conocerse de antemano que la liga en la que se participa está compuesta por managers que realizan muchos traspasos a lo largo de la temporada. De esta manera, eligiendo a los mejores jugadores se parte de una posición negociadora cómoda y se pueden suplir las deficiencias del equipo conforme vayan poniéndose de manifiesto.

2. El ranking que se va a usar para determinar qué jugadores son mejores que otros (el O-Rank de Yahoo!, por ejemplo) deberá tener una fiabilidad demostrada, habiendo sido capaz en años precedentes de acercarse razonablemente al ranking final de la temporada (cosa que no ocurre con el O-Rank de Yahoo!, por ejemplo).

3. Todos los jugadores deben mantenerse sanos durante la temporada y rendir a su nivel esperado o por encima de éste.

Como las dos últimas condiciones dependen más de la suerte como de la planificación, eligiendo al mejor jugador disponible se está dejando el equipo en manos del destino. Ganar así no solo es improbable sino que resulta bastante poco divertido.

Próxima estrategia: Equipo Equilibrado

Written by Daniel Raya

7 octubre 2009 a 19:10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: