Manager Fantástico

Un blog de Fantasy NBA totalmente 1.0

Jugadores revelación (III): Veteranos de mudanza

with 3 comments

Continuamos con los candidatos a jugador revelación, esta vez entre los jugadores veteranos que han cambiado de equipo o contarán con más minutos esta temporada.  La referencia al riesgo y recompensa de cada jugador debe ser entendida respecto a la posición en la que suelen aparecer en los rankings.

Ligas de diez equipos

Raymond Felton (NYK): Felton llega a Nueva York después de hacer una temporada pasable en Charlotte. Se redujeron sus minutos (33), puntos (12,1) y asistencias (5,6) respecto al año anterior, mientras que mejoró su porcentaje de tiros de campo (45,9% -muy por encima del 41,0% que promedia en su carrera) y balones perdidos (2,1). Se espera de él que se beneficie del sistema de Mike D’Antoni como le ocurrió a Chris Duhon en la temporada 2008-09, cuando incrementó dramáticamente su promedio de asistencias (7,2) y triples (1,6). Sin embargo, otros no son tan optimistas. Un incremento en su rol en ataque puede significar un peor porcentaje de tiros de campo, que ya de por sí es bastante malo, hasta convertirlo en un verdadero problema para cualquier equipo que aspire a ganar los FG%. Podemos estar seguros de que dará más asistencias (en torno a 7,5) y también que perderá más balones que el año pasado. Si a todo ello le añadimos que Felton no se lesiona nunca (ha jugado al menos 78 partidos en todas las temporadas que lleva en la NBA), su puesto en el draft debería ser similar al de Derrick Rose o Russell Westbrook, aunque es seguro que podrás elegirlo una o dos rondas después. Riesgo: Bajo. Recompensa: Alta.

Antawn Jamison/Mo Williams/Anderson Varejao (CLE): Sin LeBron, ellos son los mejores jugadores en unos Cavaliers de los que Byron Scott espera que corran más de lo que venían haciéndolo con Mike Brown. La pasada temporada, el porcentaje de las jugadas del equipo utilizadas por cada uno de ellos mientras estuvieron en el campo (UsageUsg%) fue el siguiente: LeBron James (33,5%), Antawn Jamison (23,9%), Mo Williams (22%). Ningún otro jugador superó el 20% (J.J. Hickson fue el más cercano con un 18,9%), mientras que Anderson Varejao (13,1%) no necesita el balón para ser efectivo. ¿Cómo se repartirá el 33,5% de James? Probablemente Jamison aumente su porcentaje al 25,5%, mientras que Williams estará en torno al 24%. Esos valores representan mayor producción ofensiva, en el caso de Jamison volviendo a cifras similares a las de sus dos últimas temporadas completas en Washington (38 minutos, 22 puntos, 1,4 triples, 9 rebotes) y en el de Williams, al tener que controlar el ataque del equipo y no contar con LeBron para darle espacios, reduciendo su número de triples e incrementando el de asistencias (36 minutos, 17 puntos, 1,5 triples -por debajo de los 2,3 de la última temporada-, 6,5 asistencias). Varejao es el único jugador de la plantilla que puede actuar eficazmente en la posición de pivot a pesar de ser un cuatro, lo que obligará a que juegue muchos minutos. Sus porcentajes de tiro son buenos pero nunca se le ha exigido que anote consistentemente, por lo que no sabemos qué puede ofrecer en ese aspecto (probablemente no más de 12 puntos por partido). Sí podemos esperar de él 10 rebotes, 1,2 robos y 1,2 tapones con bajas pérdidas de balón. En cualquier caso, los tres deberían ofrecer mejor rendimiento que el año pasado. Y quizá no sean los únicos: la situación de los Cavaliers permite que algún otro jugador se destape a lo largo de la temporada, con Hickson y Ramon Sessions como principales candidatos. Veremos qué va ocurriendo durante la pretemporada. Riesgo: Bajo. Recompensa: Media.

Paul Millsap (UTH): Millsap ha pasado de super sleeper tras la marcha de Carlos Boozer a jugador semi olvidado con la llegada de Al Jefferson. Mientras que el primero jugaba de cara al aro y destacaba en el pick and roll, Jefferson es uno de los mejores anotadores al poste bajo y de espaldas al aro de la liga. Además, es un buen reboteador y taponador, y aunque su posición natural es la de cuatro, puede jugar como pivot hasta el regreso de Mehmet Okur de su lesión en el tendón de Aquiles (previsto para finales de año). Todo ello debería reducir el rol de Millsap, a pesar de lo cual no tengo duda de que éste promediará un doble-doble. Así de bueno es Millsap. 15 puntos, 10 rebotes, 53% en tiros de campo, un robo y un tapón por partido son promedios razonables para él, lo que lo convierten en un excelente segundo PF para cualquier equipo. Riesgo: Bajo. Recompensa: Media.

Al Harrington (DEN): El papel de Harrington en Denver va a ser importante. Con Kenyon Martin lesionado hasta diciembre y Chris Andersen como duda al comienzo de la temporada, el juego interior del equipo es cosa de Nene y Harrington. Incluso puede que lo sea durante toda la temporada, ya que es probable que el equipo intente traspasar a Martin y su inmenso contrato que finaliza esta temporada. Harrington hizo buenos números ofensivos con los Knicks (17,7 puntos, 1,9 triples, 5,6 rebotes) en 30 minutos saliendo desde el banquillo, y esa aportación debería mantenerse o superarse en los Nuggets. Las dudas respecto a Harrington vienen de que ofrece estadísticas de escolta desde la posición de ala-pivot, con bajos porcentajes (43,6% de promedio en tiros de campo durante los tres últimos años) y escasa aportación periférica (1,5 asistencias, 0,9 robos, 0,4 tapones la pasada temporada). Si los Nuggets traspasan a ‘Melo a los Nets a cambio de Derrick Favors y Troy Murphy, puedes tirar todas estas palabras a la basura. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Linas Kleiza (TOR): Vuelve tras un año en el Olympiakos. Su última experiencia NBA fue en Denver, donde promedió 10 puntos, cuatro rebotes y un triple por partido. Sin embargo, aquellos números no son un referente: Allen Iverson y Carmelo Anthony acaparaban el balón y tuvo que luchar por minutos durante toda la temporada con J.R. Smith, mientras que en Toronto parte como el alero titular y su competencia por el puesto, Julian Wright y Sonny Weems, no debería inquietarle demasiado. Kleiza es un buen anotador (en enero de 2008 le metió 41 puntos a los Jazz de Sloan), con mano para los triples, buen salto y fuerza suficiente para anotar dentro. Con unos Raptors faltos de liderazgo y necesitados de puntos, Kleiza puede surgir como un jugador muy productivo. Riesgo: Medio. Recompensa: Alta.

Reggie Williams (GSW): Procuro mantenerme alejado de todos los jugadores de los Warriors, al menos mientras Don Nelson siga dirigiendo al equipo. Sin embargo, la presencia de Nelson es precisamente lo que permite historias como la de Williams. Un jugador que no fue elegido en el draft, al que nadie prestó atención en las Summer Leagues y tuvo que buscarse la vida en la Liga de Desarrollo, es llamado por los Warriors para hacerle un contrato de 10 días y termina promediando 15,2 puntos con un 49,5% en tiros de campo, 1,38 triples, 4,6 rebotes, 2,8 asistencias y un robo en los últimos 24 partidos de la temporada. En la Summer League de este año ha mantenido el nivel, con 22,6 puntos, 2,2 triples, 4,4 rebotes y 2,8 asistencias. Tras marcharse Kelenna Azubuike, C.J. Watson, Raja Bell y Anthony Morrow de Golden State, Williams parte como posible alero titular en pugna con Dorell Wright y Rodney Carney, además de poder jugar como escolta sustituyendo Monta Ellis. Es posible que Wright le quite el puesto titular. Es posible que Don Nelson se levante un día y le mande al final del banquillo. Y a pesar de ello, la recompensa es tan alta que merece la pena dedicarle una de las dos últimas elecciones del draft. Riesgo: Alto. Recompensa: Muy alta.

Ligas de doce equipos

Mike Miller (MIA): En las dos últimas temporadas con los Timberwolves y los Wizards ha tratado abandonar su rol como tirador exterior para reconvertirse en un alero todoterreno distribuidor de juego. No sé quién le recomendó el cambio, pero no ha salido nada bien. En Miami, jugando junto a tres estrellas, debería volver a su origen y aprovechar los huecos que le dejan para anotar de tres. Sin embargo, los rebotes y asistencias que aportaba desde la posición de SF y que lo hacían un jugador fantasy atractivo probablemente desciendan de forma significativa. Busca a Miller si necesitas un especialista en triples. Riesgo: Bajo. Recompensa: Media.

Samuel Dalembert (SAC): La principal cualidad de Dalembert es que no se lesiona nunca, lleva cuatro temporadas sin perderse un partido. En el mundo de los pivots, en el que parece que todo el mundo tiene un menisco roto, un cada año sin lesionarse equivale a siete años en la vida de un base, así que echa cuentas. Además Dalembert es capaz de rebotear y taponar, vaya si puede, pero también es desesperantemente irregular. Este año los Kings planean correr más e implicar a Dalembert en el ataque, algo que parece tenerlo muy ilusionado. Por lo visto quiere mostrar al mundo su repertorio de movimientos al poste bajo a pesar de que en ocho años en la liga no haya demostrado tener ninguno. Aunque logre anotare algunos puntos extra, la razón para elegirlo en el draft siguen siendo esos 10 rebotes y dos tapones que aportará haga lo que haga el prometedor rookie DeMarcus Cousins. Riesgo: Bajo. Recompensa: Media.

Drew Gooden (MIL): Ha jugado en cinco equipos en los últimos tres años, lo que no indica nada bueno de él. Viene de jugar en los Clippers media temporada, logrando 14,8 puntos y 9,4 rebotes en 30 minutos de juego, con fantásticos porcentajes (49,2% en tiros de campo, ¡¡92,1%!! en tiros libres). Las cualidades de Gooden están claras: es un buen anotador interior y reboteador. Como defensor no pasa de mediocre y es absolutamente incapaz de taponar un tiro, en especial si juega junto a un pivot con habilidad para ello (0,3 por partido en los Clippers junto a Chris Kaman). En los Bucks jugará al lado de Andrew Bogut, uno de los mejores taponadores de la liga, por lo que no se puede esperar de él mejoría alguna en este aspecto. Parte como ala-pivot titular, aunque la extensa rotación en el puesto de Milwaukee (Ersan Ilyasova, Luc Richard Mbah A Moute) podría impedirle jugar muchos minutos. A pesar de ello, el equipo comienza la liga con Corey Maggette (artroscopia en el tobillo izquierdo) y Bogut (desastrosa lesión en el codo) tocados, lo que podría liberar tiempo de juego para Gooden. En especial Bogut aún necesitará meses para recuperar completamente el movimiento del brazo y aliviar el dolor. No hay que alegrarse del dolor ajeno, niños, pero mientras Bogut siga en esas condiciones, Gooden tendrá la oportunidad de aportar puntos y rebotes a nuestros equipos fantásticos. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Josh Childress (PHX):  Será el sexto hombre del equipo  jugando de dos o de tres y aportando un poco de todo. En Atlanta promediaba 11 puntos, cinco rebotes y un robo con buenos porcentajes y bajas pérdidas de balón en casi 30 minutos de juego. Quizá en Phoenix sea capaz de elevar su promedio de anotación en un par de puntos, pero por lo demás espero al mismo Childress, regular en todo, malo en nada. Para más información sobre Childress puedes leer este análisis de Valley of the Suns. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Hedo Turkoglu (PHX): Tras jugar muy mal el año pasado con los Raptors, la llegada a Phoenix debería hacernos recuperar parte del Turkoglu de Orlando que promediaba 20 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias. La previsión es que juegue como ala-pivot, lo que obligará a los rivales a cambiar su estrategia defensiva pero también provocará que el juego interior de los Suns sea un coladero. A efectos fantasy, la posibilidad de jugar con un PF como Turkoglu será una estupenda opción para equipos construidos alrededor de la estrategia small ball. No creo que pueda considerarse un verdadero jugador revelación, pero me apetecía hacer la referencia al small ball. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Ligas de catorce equipos

Ryan Gomes (LAC): Cuando el dueño de los Clippers Donald Sterling supo que habían fichado a Gomes y a Randy Foye, declaró a los periodistas: “Os juro que nunca había oído hablar de esos jugadores, pero qué le voy a hacer si el técnico los quiere?” Aunque pase desapercibido para su jefe, Gomes es un jugador decente que tiene muchas posibilidades de partir como el alero titular de los Clippers. Si no esperas mucho de él, sus 10 puntos, un triple, 5 rebotes, dos asistencias y un robo por partido te vendrán estupendamente. Riesgo: Bajo. Recompensa: Media.

Luke Ridnour (MIN): Después de fichar y seleccionar en el draft a media docena de bases en los dos últimos años, los Timberwolves se encuentran con Ridnour como titular. El general manager David Kahn se merece todas las críticas que recibe, que son más de las que pueden escuchar los managers de los otros 29 equipos juntos.  Su trabajo se mueve con fluidez entre lo patético y lo absurdo. Este verano ha fichado a Ridnour y traspasado a Ramon Sessions a pesar de que este último es mejor y más joven. Con la lesión de cadera que arrastra el previsible base titular Jonny Flynn desde finales de la temporada pasada, que posiblemente le impida comenzar la liga, y sin más competencia por el puesto, Ridnour jugará muchos minutos durante el primer mes de liga y, quizá, termine asentándose en la titularidad para ofrecer regularmente su modesta ración de puntos, triples, asistencias y robos. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Dorrell Wright/Brandon Wright/Vladimir Radmanovic/Rodney Carney/Charlie Bell/Louis Amundson/Jeremy Lin (GSW): Uno de estos jugadores va jugar muy bien al comienzo de la temporada y a disponer de muchos minutos. El problema es que no tengo ni idea de quién va a ser. Tampoco Don Nelson lo sabe. Síguelos durante la pretemporada y actúa en consecuencia con tu última elección. Si tengo que apostar por uno, diría que Brandon Wright. Riesgo: Alto. Recompensa: Alta.

Fuera del radar

Tracy McGrady (DET): Ya lo sé, es posible que McGrady te haya roto el corazón durante los últimos años y hayas prometido nunca volver a elegirlo para tu equipo. La situación no es favorable: Va a rotar con Tayshaun Prince, su porcentaje de tiros de campo no llega al 40% y tiene las rodillas de mi abuela Rosario. Además, reclama un papel central en el equipo a pesar de que sus tiempos como estrella ya pasaron. Pero también hay algunas luces: Prince termina contrato este año y es candidato al traspaso, probablemente en Febrero. Si eso ocurre, McGrady podría ser titular. Sobre todo, en un equipo tan mediocre como Detroit, bastaría con que recuperara un 75% del nivel que solía tener para convertirse en el mejor jugador de los Pistons. Merece una elección de última ronda en ligas con muchísimos equipos. No tienes gran cosa que perder. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Arron Afflalo (DEN): Fue titular en 75 partidos la temporada pasada, a pesar de lo cual no demostró gran cosa: Ocho puntos, 1,3 triples y tres rebotes. Los Nuggets están a un paso de la descomposición, con Carmelo Anthony esperando ser traspasado, el equipo deseando hacer lo propio con Kenyon Martin y J.R. Smith, y George Karl superando sus problemas de salud. Si el equipo se mantiene sin cambios, Afflalo continuará disputando suficientes minutos (27 por partido la pasada temporada) como para al menos merecer consideración en según qué ligas. Si comienzan los traspasos, podría incrementar su papel. Riesgo: Medio. Recompensa: Media.

Nazr Mohammed/Kwame Brown (CHA): Con la marcha de Tyson Chandler y la posterior resolución del contrato de Erick Dampier, los pivots con que cuenta Charlotte son Nazr Mohammed, DeSagana Diop y Kwame Brown. Vaya trío. El mejor de todos es Mohammed, que a los 32 años hizo muy buenos números en los pocos minutos por partido de que dispuso. Si hubiera jugado 36 minutos por encuentro hubiera logrado 16,8 puntos, 11,1 rebotes y 1,6 tapones. El problema es que su físico difícilmente le permita llegar a 30 minutos por encuentro. Mohammed es un buen reboteador y relativamente fiable en ataque pero su defensa es atroz, lo que puede provocar que el entrenador Larry Brown utilice a Kwame Brown (mediocre defensa, mediocre ataque, débil en el rebote) más de lo que debiera. La opción más probable es que se distribuyan los minutos entre ambos, anulando su valor fantasy incluso para la liga más extensa, pero cabe la posibilidad de que uno de ellos se asiente en la titularidad y ofrezca un rendimiento decente. Riesgo: Alto. Recompensa: Media.

Quentin Richardson (ORL): Entre Richardson y Pietrus estará el puesto de alero titular en los Magic. Pietrus comenzó el año pasado saliendo en el quinteto inicial, pero fue reemplazado por Matt Barnes según avanzó la temporada. Su capacidad defensiva no es tan útil para los Magic como la aportación en ataque de Richardson. Ninguno de los dos dispondrá de demasiados minutos, pero resulta intrigante qué puede hacer alguien tan propenso a tirar triples como Richardson en un equipo donde eso se propicia especialmente. Cientos de triples, inconsistencia y algunos rebotes extra son las claves para determinar si Q-Rich puede encontrar un sitio en tu plantilla. Riesgo: Alto. Recompensa: Media.

About these ads

Written by Daniel Raya

24 septiembre 2010 a 3:56

3 comentarios

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Kleiza no jugó en el PO, sino en Olympiacos, junto a Josh Childress. Un saludo!. Se rumorea un trade a 4 bandas por Carmelo. Nets fichan a Carmelo y DJ Agustine, pierden a Harris y Favors. Utah pierde a Kirilenko, gana a Diaw. Charlotte pierde a DJ Agustine y Diaw, gana a Devin Harris. Denver pierde a Carmelo, gana a Kirilenko y Favors. Creo que es así.

    Pablo

    25 septiembre 2010 at 8:47


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: